Imagen: Wikimedia Commons

Seguramente conoces algunas de las profecías apocalípticas que anunciaban el fin del mundo. Las hay de todos los tipos y para todos los gustos y creencias, aunque sólo se dan dos posibilidades: o no han acertado, o no se ha llegado a la fecha anunciada. Esta es la razón por la que alguna acabará acertando.

Nostradamus, el mismo Newton, Leonardo Da Vinci, el legendario Rasput√≠n‚Ķ todos ellos son nombres hist√≥ricos que en alg√ļn momento de su vida se aventuraron a predecir el final de la humanidad. Algunos apoyados en alguna base cient√≠fica, otros, la mayor√≠a, apoyados √ļnicamente en el poder de la imaginaci√≥n humana.

Advertisement

Fotograma de Interstellar

Lo cierto es que, sorprendentemente, estas ganas de adivinar cuando se pondr√° punto y final no son nuevas. De hecho, se remontan pr√°cticamente al comienzo de la civilizaci√≥n humana moderna, fechas pronosticadas para eventos predichas por individuos o grupos notables que resultar√≠an en la extinci√≥n de la humanidad, un colapso masivo o total de la civilizaci√≥n, la destrucci√≥n del planeta o incluso del universo entero (estos √ļltimos los menos).

Para ello, vamos a dividir algunos ejemplos en dos tipos de predicciones, las asociadas con la religi√≥n, y las elaboradas por cient√≠ficos. Como veremos, la lista explica perfectamente por qu√© es cuesti√≥n de tiempo que una predicci√≥n del ‚Äúfin del mundo‚ÄĚ acabe acertando. B√°sicamente, el hombre se ha pasado toda su existencia narrando el final, as√≠ que de haber uno, dir√≠a que alguien acabar√° acertando.

Advertisement

Imagen: Wikimedia Commons

A√Īo 741 a.C, un grupo de eruditos de Roma asustaron a la poblaci√≥n. Dec√≠an que el Imperio Romano iba a ser destruido 12 a√Īos despu√©s de su fundaci√≥n (en el 753 a.C). En este primer caso, ya ten√≠an incluso un mito: 12 √°guilas le hab√≠an revelado a R√≥mulo un n√ļmero que representaba la vida de Roma.

Pas√≥ el ‚Äúfat√≠dico‚ÄĚ a√Īo y los romanos ve√≠an que segu√≠an con vida. ¬ŅQu√© hicieron? Algo muy propio de la historia de la civilizaci√≥n humana, reinterpretar sus propios argumentos para seguir creyendo en la misma historia. De esta forma, supusieron que cada √°guila representaba una d√©cada (10 a√Īos), por lo que Roma ser√≠a destruida despu√©s de 120 a√Īos de su fundaci√≥n.

Advertisement

Imagen: Wikimedia Commons

Lo que ocurri√≥ ya lo sabemos tambi√©n. Tampoco se cumpli√≥ la maldita profec√≠a y, claro, hab√≠a que volver a mirar bien las notas. Entonces creyeron que el n√ļmero m√≠stico representaba el n√ļmero de d√≠as en un a√Īo, por lo que esperaban que Roma fuera destruida en el 389 a.C.

Saltamos en el tiempo algunas d√©cadas para entrar en la era ‚Äúdespu√©s de Cristo‚ÄĚ. En el a√Īo 90 Clemente de Roma se convirti√≥ en uno de los primeros papas de la iglesia cat√≥lica que profetiz√≥ el fin del mundo. En el 375, el obispo cat√≥lico Mart√≠n de Tours afirm√≥ que el mundo se acabar√≠a antes del a√Īo 400. ‚ÄúNo hay duda de que el anticristo ya ha nacido. Aunque ya est√° firmemente establecido en sus primeros a√Īos, despu√©s de llegar a la madurez alcanzar√° el poder supremo‚ÄĚ, lleg√≥ a decir.

Advertisement

Imagen: Wikimedia Commons

Volvemos a saltar varios siglos para llegar al 992. El Viernes Santo coincidi√≥ con la fecha de la Anunciaci√≥n de Mar√≠a, y se corri√≥ el rumor de que en un d√≠a coincidente as√≠ nacer√≠a el Anticristo y, por tanto, el Fin del mundo suceder√≠a antes de los tres a√Īos.

Unos a√Īos despu√©s, se produc√≠a el conocido como el apocalipsis milenarista al final del primer milenio cristiano (1 de enero del 1000). Varios cl√©rigos y m√≠sticos cristianos creyeron el fin del mundo en esta fecha. Por cierto, en realidad se habr√≠a cumplido hac√≠a siete a√Īos si Cristo naci√≥ en el 7 a.C. aproximadamente.¬†

Advertisement

Imagen: Wikimedia Commons

En junio de 1523, los m√°s prestigiosos astr√≥logos de Inglaterra predijeron que el mundo terminar√≠a a partir de una inundaci√≥n que comenzar√≠a en Londres. En esa fecha, unos 20.000 londinenses abandonaron sus hogares y se dirigieron a terrenos m√°s altos. Luego llegaron nuevos mitos sin salir de Londres. En 1666, la paranoia del n√ļmero de la bestia y el gran incendio de Londres hizo pensar a muchos que este ser√≠a el a√Īo del fin del mundo.

En 1806, también en Inglaterra (Leeds), una gallina empezó a poner huevos que tenían grabada la frase en inglés Christ is coming (Cristo viene). Obviamente, luego se descubrió que era un bulo; el bromista había escrito la frase con tinta y reinsertado los huevos en la gallina, pero aquello sembró el caos durante días. 

Advertisement

Imagen: Flickr

Lo cierto es que podr√≠amos seguir durante horas, el Juicio Final en los or√°culos modernos, el juramento de sangre de Adolf Hitler (tambi√©n), ej√©rcitos de Satan√°s, el or√°culo de Delfos, el tercer Anticristo‚Ķ. Y no s√≥lo eso, Newton propuso, basando sus c√°lculos en datos del b√≠blico Libro de Daniel, que el apocalipsis podr√≠a ocurrir despu√©s del 2060, y a Nostradamus, seg√ļn como se le quiera interpretar, tiene hasta el 3797 para acertar.

Por otro lado, y dejando de lado la vertiente religiosa de las predicciones de apocalipsis, la ciencia tambi√©n tiene algo que decir. Varios grupos de investigadores de todo el mundo han teorizado fechas estimadas para posibles eventos naturales que podr√≠an poner en peligro la vida o la existencia en la Tierra, con la fecha prevista m√°s pr√≥xima en aproximadamente 300.000 a√Īos a partir de ahora.

Advertisement

Imagen: Flickr

En ese caso, el profesor y astrofísico Peter Tuthill propuso que para esa fecha, la estrella WR 104 puede explotar en una supernova. El hombre sugiere que puede producir una explosión de rayos gamma que podría representar una seria amenaza para la vida en la Tierra si sus polos se alinean hacia la Tierra.

Doscientos mil a√Īos despu√©s, 500 mil desde ahora, el fil√≥sofo Nick Bostrom dice que la Tierra probablemente sea golpeada por un asteroide de aproximadamente 1 km de di√°metro (suponiendo que no se pueda evitar). Bostrom predice que: ‚ÄúPara causar la extinci√≥n de la vida humana, el cuerpo impactante probablemente tendr√≠a que tener m√°s de 1 km de di√°metro (y probablemente 3 - 10 km)‚ÄĚ.

Advertisement

Imagen: Pixabay

La conocida como Geological Society dice que en un mill√≥n de a√Īos desde ahora, la Tierra probablemente haya sufrido una erupci√≥n supervolc√°nica lo suficientemente grande como para ‚Äúvomitar‚ÄĚ kil√≥metros de magma, un evento comparable al de la superupci√≥n de Toba hace 75.000 a√Īos.

Hay predicciones con datos cient√≠ficos que nos podr√≠an llevar hasta m√°s all√° de 22 mil millones de a√Īos desde ahora, en cuyo caso el fin del universo se describe con la teor√≠a del Big Rip, aunque para ello habr√≠a que mirar qu√© cantidad de materia oscura hay en el universo, ‚Äúsi el universo contiene suficiente energ√≠a oscura, podr√≠a acabar en un desgarramiento de toda la materia‚ÄĚ.

Advertisement

Dicho esto,¬†nadie ha sido capaz de predecir cuando ser√° el fin del mundo, pero es muy probable que si ocurre, y si hacemos caso a la historia reciente, alguien se llev√© los honores de haberlo ‚Äúadivinado‚ÄĚ. Alguno acabar√° acertando. [Wikipedia]