Se la conoce por varios nombres, pero la Nebulosa Anular de Lyra es uno de los objetivos más codiciados por los astrónomos debido a su espectacular belleza. Ahora, investigadores de la NASA acaban de revelar que, en realidad, esta gigantesca nube de gas que rodea a una estrella moribunda no tiene forma de donut sino, y por seguir con las comparaciones dulces, más bien de donut relleno.

Nuevas imágenes más detalladas tomadas con el telescopio espacial Hubble muestran que el núcleo de la Nebulosa del Anillo tiene forma oblonga y está ‘relleno’ de otros gases como el helio, que emite un resplandor azul a la luz ultravioleta de la estrella enana blanca en su centro.

Advertisement

Las fotos permitirán aportar más datos sobre esta nebulosa que mide aproximadamente un año luz y está a 2.000 años luz de nosotros, en la Constelación de Lyra [NASA]