“Chicos, el video de hoy va a ser muy divertido”, dice Tommy Ladd, de 13 años, en un video reciente de YouTube. “Estoy en Fortnite Battle Royale en este momento, chicos, y lo que voy a hacer es comprar este enorme pack de 10.000 V-bucks”, la moneda virtual en el juego Fortnite. Hace una pausa dramática y se ríe antes de agregar “y lo voy a hacer en el PayPal de mi padre”.

Ladd hace el pago de $100 y busca en la tienda de Fortnite skins y complementos. En este momento, dice, mi padre debe haber recibido una notificación en su teléfono sobre la compra de PayPal. El padre de Tommy, Rob Ladd, acaba entrando en la habitación de su hijo con el teléfono en la mano. Rob pregunta muy serio a su hijo para qué es el pago. “Es mucho dinero”, dice el padre. “¿En qué estabas pensando?”. Tommy responde: “¡No fui yo!”. Rob se dispone a confiscar la consola de su hijo antes de que Tommy diga, otra vez riendo, “¡es una broma!.” Con 14.000 visitas, el video fue un éxito para el canal de Tommy.

Cada vez que le hablo de Fortnite a un padre con hijos que lo juegan, una de las primeras cosas que mencionan es el dinero que gastan sus hijos en las compras del juego. Pero los millones de niños que juegan a Fortnite no pueden comprar skins y emotes con su propio dinero. Un padre puede ingresar sus datos de PayPal en las cuentas de Fortnite de sus hijos y olvidarse de que la guardó. Y los niños compran con “V-bucks”, no con “dinero en efectivo”, lo que hace que todo parezca menos material. Un equipo nuevo en el juego puede costar 1.500 V-bucks, alrededor de $15. Los jugadores quieren muchas cosas, por lo que a veces las facturas de V-bucks alcanzan los cientos de dólares. Los padres acuden a Internet para asesorarse mutuamente sobre cómo evitar “una factura inesperada” del editor de Fortnite, Epic Games.

Los V-bucks de Fortnite han causado confrontaciones incómodas entre padres e hijos sobre el dinero. Y por alguna razón, es una confrontación que los youtubers están reproduciendo, a veces a cambio de millones de clics, para sus fans. Al ser testigo de cómo este género de video que provoca escalofríos se ha convertido en una tendencia en los últimos meses, me pregunto si los espectadores obtendrán el placer de divertirse con ellos. La autoconsciencia y el aspecto petulante de los youtubers en estos videos hacen que sean una experiencia complicada y muy de actualidad. A veces estos videos son reales. Y a veces son un teatrillo en el que todos están implicados.

Tras tropezar con el video de Tommy Ladd, titulado “Niño gasta $100 en V-bucks con la TARJETA DE CRÉDITO de papá (Fortnite)”, salí en busca de otros videos del mismo tipo. Hay docenas. En casi todos ellos, los jóvenes youtubers se refieren a sí mismos como “niños”, no como “yo”, revelando que son conscientes del potencial viral que tiene la dinámica V-buck padre-niño. El youtuber Morgz, con pelo rubio al estilo Jake Paul, hizo un video en marzo titulado “Niño gasta $500 en FORTNITE con la tarjeta de crédito de mamá... [TIENES QUE VERLO]”. En él, dice que va a hacerle una broma a su madre al “gastar un montón de dinero en Fortnite, comprar todos los artículos que pueda” con la tarjeta de crédito de su madre y, con suerte, “verla enloquecer”. “Esto va a ser hilarante”. Más tarde, cuando la madre de Morgz entra a la habitación en un ataque de furia, exige que le devuelva el dinero. “¿Crees que esto es gracioso?”, pregunta ella. “Sí”, asiente él. “Dale al botón de Suscribir”. El video tiene 9 millones de visitas.

Uno de los youtubers que más bromas gasta a sus padres es Dom Tracy, un joven adolescente que a menudo se graba sin camiseta o con tirantes. En los últimos meses, ha grabado al menos cinco videos de sí mismo al parecer comprando la moneda de Fortnite con tarjetas de crédito de los miembros de su familia, todos con decenas de miles de visitas. Todos siguen una fórmula. Primero, se jacta de lo que va a hacer: gastar x dinero con la tarjeta de un familiar a cambio de skins y muchas risas. Tras descubrir lo que acaba de hacer, los padres de Tracy entran en su habitación, gritan y dan un portazo. O lo llaman para que vaya a otra habitación donde le sueltan un sermón, todo grabado por un misterioso camarógrafo.

Advertisement

En una, su padre le tira algo a la cabeza cuando descubre que ha gastado $100 en V-bucks y le dice: “¿Una broma graciosa? Ni siquiera tengo dinero para el seguro de salud y tú estás comprando cosas”. Es bastante deprimente, si es real. (Tracy no respondió a múltiples solicitudes de comentarios).

Sin un comentario directo de estos usuarios de YouTube, es difícil decir si los videos están teatralizados. Por Skype, Tommy Ladd y su padre, el único par de los siete con los que me puse en contacto que aceptó una entrevista, reconocieron que habían planeado su enfrentamiento. Tommy admira a los youtubers como KSI y Logan Paul y quiere ser otro grande de la plataforma. Después de ver estos videos de bromas de Fortnite por todo YouTube, “se subió al tren”. El padre de Tommy apoya las ambiciones de su hijo, me dijo. “Parecía divertido”, añadió. “Tiendo a dejar que Tommy dé rienda suelta a su creatividad. Pensé que era entretenido y divertido. Muy gracioso, en realidad”.

Advertisement

A pesar del video, Tommy asegura que en realidad nunca usó la cuenta de PayPal de sus padres. Él tiene su propia tarjeta bancaria, donde sus padres meten dinero por su cumpleaños y como paga. Cuando le pregunté a Tommy qué pensaba de los youtubers cuyos videos de broma de Fortnite podrían ser reales, el chico de 13 años me dijo: “Si de verdad están gastando dinero y eso está afectando a sus padres, no es tan divertido”.