La próxima actualización de Windows 8.1 podría arrancar en el modo desktop por defecto. Microsoft está trabajando en ultimar la nueva actualización para Windows 8.1 y varias fuentes, entre ellas WinBeta y The Verge, apuntan que la opción de arrancar directamente en el modo desktop (boot to desktop) podría llegar ahora por defecto. En Windows 8.1, boot to desktop era opcional, pero no venía activada por defecto. De confirmarse, sería un nuevo distanciamiento respecto a la idea original de Windows 8 con el interfaz Metro y un intento por satisfacer aún más a los usuarios tradicionales de teclado y ratón. En WinBeta hasta han publicado supuestos pantallazos filtrados de esta actualización (en la imagen). Actualizaremos por aquí si finalmente se confirma.