Tal vez hasta ahora no hab√≠as o√≠do hablar nunca de Uber, pero, gracias a la huelga que los taxistas realizaron en media Europa, la aplicaci√≥n se ha disparado en popularidad. Hasta hace muy poco, Uber estaba enterrada en el App Store, pasando desapercibida. Ahora es normal verla en el top-5 de algunos pa√≠ses, como Espa√Īa o Reino Unido. Cabrear a los taxistas es una gran estrategia de marketing.

Da igual el servicio de medición de apps que utilices para ver su popularidad en las tiendas de aplicaciones. En todas, Uber ha dado un increíble salto en los ránkings. Lo puedes ver de un vistazo en el gráfico debajo, de App Figures:

Seg√ļn otra herramienta, App Annie, Uber est√° en el momento de escribir este art√≠culo en el 4¬ļ puesto en el App Store global en Espa√Īa, el 2¬ļ en Reino Unido, el 5¬ļ en Alemania o el 25 en Francia. Hace un par de d√≠as ni aparec√≠a en el top-50.

Advertisement

Los taxistas de Madrid, Barcelona, Berlín, Londres, París o Milán, se echaron a la calle en huelga para protestar específicamente contra Uber por considerar que introduce una competencia desleal. A diferencia de otras apps como MyTaxi o Hailo, Uber permite a cualquier usuario reservar desde el móvil un taxi a taxistas oficiales, pero también a particulares que, evidentemente, no pagan las licencias a los que están obligados los primeros. Es, de nuevo, el conflicto que genera la desintermediación de Internet y la tecnología en sectores tradicionales. Un Airbnb del taxi.

Debajo, algunas de las im√°genes de la huelga.

Agresiones de taxistas en Madrid a un supuesto taxi particular adscrito a Uber:

Advertisement

Debajo, un taxista protestando contra Uber ayer en Madrid:

Advertisement

¬ŅQu√© ha hecho Uber con este surrealista caos que se ha montado? Aprovecharlo. Ayer lanz√≥ un nuevo servicio de taxi en Londres y se espera que poco a poco vaya expandi√©ndose en m√°s y m√°s ciudades europeas y de otros pa√≠ses. Una campa√Īa de marketing redonda para una app que, curiosamente, en Espa√Īa, solo est√° disponible en Madrid y con apenas una docena de coches. El asunto, ahora, est√° incluso en manos de la Comisi√≥n Europea que tendr√° que regular, o no, este tipo de aplicaciones. La batalla (y el marketing) contin√ļa.

Ser√≠a genial conocer la opini√≥n del tema de usuarios de taxis y, sobre todo, de taxistas. Si alg√ļn taxista se quiere pasar por los comentarios debajo y explicarnos su postura, ayudar√° mucho a entender mejor el conflicto.

Fotos: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)