Hay gente que se toma muy en serio Instagram. La red social fotográfica, además, tiene sus propias normas, y una de ellas es no intentar hacer pasar por natural una imagen a la que se han aplicado filtros. Filter Fakers es una página que caza y expone públicamente a los autores de estas trampas.

Advertisement

La web está especializada en los usuarios que usan filtros y después etiquetan la foto con el hashtag #sinfiltros. Cada foto viene acompañada del filtro que se ha usado para verguenza y escarnio público de su autor.

Si la imagen ha sido manipulada fuera de Instagram, eso sí, ya no hay manera de detectarlo. Filter Fakers incluso incorpora una herramienta con la que puedes pedir que investiguen a un usuario sospechoso de brujería digital. De aquí a solicitar la expiación de los pecados en una hoguera hay poco. ¡Arrepentíos, Hipsters! Ahora que todavía estáis a tiempo. [Filter Fakers vía Daily Dot]