Le puse un disipador gigante a mi PC y ahora funciona mucho mejor

Dios te bendiga, preciosa monstruosidad

Una de las cosas que más me atormentan últimamente es cómo voy a enfriar la CPU de mi PC para jugar. Pasé un par de años luchando con sistemas de refrigeración líquida y nunca había encontrado ninguno que funcionara como yo quería. Pero ahora tengo buenas noticias: finalmente encontré algo que sí funciona.

El jueves pasado reemplacé mi kit de refrigeración líquido Corsair H100i V2 por un gran disipador Noctua NH-D15 de honkin. La diferencia ha sido inmediatamente perceptible, tanto dentro como fuera de mi PC. Por fuera, mi ordenad ahora es más silencioso que nunca, aunque antes tampoco es que fuese muy ruidoso. También se ve más extraño, con un enorme artilugio de metal que ocupa la mitad del panel lateral de vidrio. Sin embargo, lo que realmente importa es lo que pasa dentro. Con el Noctua instalado, mi CPU, una Intel i7 7700k, se ha enfriado entre 15 y 20 grados centígrados. Y eso es una gran mejora.

Advertisement

El enfriamiento de la CPU es una de los grandes pesadillas ordenadores para gamers, y una constante obsesión para los que nos gusta reparar y personalizar los nuestros. (Me encanta, por supuesto, como me gusta la construcción de ordenadores en general). Tu CPU genera mucho calor a medida que hace operaciones, particularmente cuando hace algunas tan intensas como las requeridas por la mayoría de los videojuegos. Es esencial mantener el procesador fresco, especialmente si haces overclock a tu placa para que funcione a una frecuencia superior a la normal, ya que hacerlo generalmente también requiere aumentar el voltaje de la propia placa. Este aumento de voltaje supone un aumento de la temperatura, que requiere a su vez un enfriamiento más elaborado.

Si instalas una CPU estándar y no planeas hacer overclocking, probablemente te sirva con instalar el ventilador estándar y el disipador que vienen con él. Sin embargo, la mayoría de los que fabricamos PC optamos por usar un enfriamiento más elaborado. En términos generales, hay dos opciones: refrigeración líquida o por aire. La refrigeración por aire es relativamente sencilla: coloca un disipador de calor de metal en la CPU para extraer el calor, y luego usa un ventilador para enfriar el disipador. Lo que viene de serie con la mayoría de las CPU es un disipador, aunque la mayoría de disipadores personalizados son mucho más grandes y potentes.

El enfriamiento líquido va un paso más allá. Todavía hay un conductor de calor metálico que extrae el calor de la CPU, pero tiene un par de tubos que conducen líquido conductor de calor sobre él. El líquido circula sobre la CPU, absorbe el calor y es bombeado nuevamente a un radiador de metal que, como el disipador térmico de un enfriador de aire, dispersa el calor del líquido hacia el metal, que es enfriado por los ventiladores. Las personas más hardcore construyen sus propios sistemas de refrigeración liquida personalizados, pero ahora es bastante común comprar kits de refrigeración líquida prefabricados “todo en uno” (AIO) de compañías como NZXT y Corsair, que son fáciles de instalar y tienen un menor riesgo de mal funcionamiento y fugas de refrigerante que puedan estropear tu ordenador.

Advertisement
Tengo que admitir que el sistema de refrigeración líquida AIO parece mucho más futurista que el disipador de aire.

Durante años, he creído erróneamente que el enfriamiento líquido era superior al enfriamiento por aire por alguna extraña razón. Quiero decir, estaba claro que lo era, ¿verdad? ¡Es más complejo! ¡Implica líquido! ¡Qué exótico! Ni me inmuté ante la publicación de mi colega Whitson Gordon en Lifehacker sobre cómo abandonaba la refrigeración líquida por el enfriamiento con aire. Ese no soy yo, de ninguna manera. Él había estado luchando con un sistema de refrigeración por agua hecho a medida, y yo no iba a ser tan bestia. Me haré con un todo en uno prefabricado. Todo irá bien.

Advertisement

Instalé y usé dos kits de refrigeración líquida AIO en los últimos cuatro años; uno que Cooler Master me había enviado, y un Corsair que luego compré para reemplazarlo. Había leído suficientes comentarios y comparaciones para tener intuir que no había una clara diferencia de rendimiento entre el líquido y el aire, pero elegí el líquido de todos modos. Cuando me sentí frustrado por lo ruidosa que se había vuelto la bomba de mi Cooler Master Nepton, la remplacé con un Corsair H100i V2. Mi CPU pasaba los 70 grados mientras jugaba a videojuegos, lo cual no era del todo ideal, pero decidí que era aceptable. Dejé de probar rigurosamente la CPU y decidí no pensar demasiado en ella.

Un año entero pasó, y cuando se me colgó el nuevo Monster Hunter: World hace un par de semanas decidí volver a testar el enfriamiento de mi ordenador. Debido principalmente a la forma en que el juego exigió a mi CPU, mis temperaturas habían aumentado hasta los 90 grados, lo cual es demasiado para que una CPU funcione bien durante una sesión de juego normal. Como escribí sobre ello la semana pasada, me puse a experimentar con el flujo de aire, la colocación del radiador y la orientación de los ventiladores, todo en un esfuerzo inútil por hacer que mi Corsair AIO –todavía bastante nuevo– funcionara como pensaba que debía hacerlo. Finalmente, decidí pedir un disipador grande y ver cómo funcionaba.

Advertisement
Ese es el soporte obre el que descansa el Noctua. Esta parte de la instalación fue mucho más fácil de lo que esperaba.

La semana pasada llegó el disipador de Noctua, y lo instalé rápidamente. Inmediatamente me impresionó lo fácil que era conectarlo a mi CPU, dado que es más o menos del tamaño de un granero. La placa posterior y los puntos de anclaje que se fijan alrededor de mi placa base están diseñados inteligentemente, lo que hace que el disipador térmico sea mucho más fácil de conectar que el quisquilloso x-bar que venía con el Cooler Master Hyper 212 Evo, por ejemplo. He usado ventiladores de Noctua en el pasado (son geniales), pero nunca uno de sus productos de refrigeración, y me ha impresionado el cuidado que ponen en todo, desde el embalaje hasta las instrucciones, los adaptadores que vienen incluidos y los cables.

Advertisement

Configuré todos los ventiladores, ahora tiene incluso ventiladores en la parte superior y detrás de la carcasa, dos grandes ventiladores honkin echando aire sobre el disipador térmico de la CPU y dos ventiladores de 120 mm que sacan el aire de la parte frontal.

Mi distribución actual (¿y definitiva?). También me encanta photoshoppear cuadrados de colores encima de cosas.
Advertisement

Mi CPU, una Intel i7 7700k especialmente caliente, se está ejecutando actualmente con un overclock de 4.8Ghz a 1.235 voltios, y se mantiene en los 60 grados cuando hago sesiones de juego intensas. Un par de veces mi cuarto núcleo de CPU (seguramente el más caliente de todos) llegaba en algunos momentos a alcanzar un máximo de 70 grados, pero nada por encima de eso. A modo de comparación, mi enfriador de líquido AIO más reciente, el Corsair H100i V2, llegaba regularmente a mediados de los 80, incluso sin overclock en la CPU.

Se suponía que el Corsair no debía tener esas temperaturas, lo que significaba que probablemente algo iba mal. ¿Cual fue el problema? No puedo decirlo con certeza. Todavía está en garantía, así que puedo enviarlo para reemplazarlo, solo para ver si, efectivamente, funcionaba mal. Podía ser que la bomba fallaba de alguna manera, o que había algún bloqueo en el flujo del refrigerante. Puede ser que aplicase la pasta térmica de forma incorrecta, aunque la he usado tantas veces a lo largo de los años que parece improbable. Esa falta de certezas es parte de mi queja hacia los refrigeradores de líquidos. Cuando funcionan, funcionan bien. Cuando algo sale mal, es difícil identificar el problema.

Advertisement

Lo mejor de encontrar un buen disipador de CPU es que ya no tengo que preocuparme por la refrigeración de la CPU. ¡Paz, por fin! Puedo vaciar la parte de mi cerebro que estaba obsesionada con el flujo de aire y el enfriamiento del radiador, y dejar espacio para otras cosas. Por fin, me puedo relajar ... hasta que algo nuevo vuelva a salir mal, y me haya vuelto a obsesionar con ese nuevo problema. Después de todo, de esto se tratan los ordenadores.

Share This Story