Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Samsung Galaxy Note 9 revela lo importante que es la refrigeración en los smartphones

21.3K
6
Save
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

Recientemente se ha hecho popular la idea de que los smartphones ya no son tan emocionantes como solían ser, y hasta cierto punto es cierto. Los teléfonos inteligentes se han vuelto más rápidos, sus cámaras ahora hacen fotos de mayor calidad y sus pantallas se han hecho más grandes, pero al mismo tiempo, son más o menos las mismas computadoras de bolsillo rectangulares que hemos estado utilizando durante los últimos cuatro o cinco años.

Advertisement

Sin embargo, a partir de finales de 2017 también hemos visto la aparición de varios smartphones para juegos como el Razer Phone, el Nubia Red Magic y el Asus ROG Phone. Estos teléfonos se centraron en ofrecer una buena experiencia al jugar títulos móviles populares pero exigentes, como Fortnite. Un mayor enfoque en gráficos y juegos trae consigo una mayor demanda en otros aspectos del dispositivo. Aparte de la duración y el rendimiento de la batería, uno de los principales factores limitantes para los smartphones es su refrigeración.

Normalmente, los fabricantes de estos teléfonos se empeñan en incluir componentes como dos cámaras traseras, carga inalámbrica, sensores de huellas dactilares y mucho más en un cuerpo extremadamente delgado, lo que deja muy poco espacio que fluya el calor.

Y con más calor el CPU no puede procesar tan rápido, lo que ralentiza el dispositivo. Para abordar este problema en el nuevo Galaxy Note 9, Samsung ha anunciado que triplicaron el tamaño del difusor de calor desde la unidad de 100 milímetros cuadrados utilizada en el Galaxy Note 8 y el Galaxy S9, hasta una unidad de 335 milímetros cuadrado en el nuevo Note 9. Samsung dice que también ha aumentado la conductividad térmica mediante el uso de una nueva interfaz de fibra de carbono, para canalizar mejor el calor lejos del procesador del teléfono.

Esa cosa de cobre en la parte superior es parte del difusor de calor.
Advertisement

Si bien esto puede sonar como una gran mentira o una simple estrategia de mercadeo, ¡en realidad es útil! Cuando analicé el Galaxy Note 9, establecí una prueba especial para ver qué tan bien funcionaba el nuevo difusor de calor más grande del Note 9 frente a las versiones más pequeñas que usaban en hermanos más viejos.

En primer lugar, usando teléfonos que habían estado en reposo, ejecuté Geekbench 4 y la prueba 3DMark Slingshot Unlimited para tener una idea de referencia del rendimiento del CPU y los gráficos de los dos teléfonos. Al principio, debido a que tanto el Note 9 como el Galaxy S9 usan el mismo procesador Qualcomm Snapdragon 845, las puntuaciones fueron bastante similares, con el Note 9 obteniendo 9.012 en Geekbench y 5.021 en 3DMark, mientras que el S9 obtuvo 8.414 y 5.033, respectivamente.

Advertisement

Después realicé una serie de pruebas en ambos teléfonos diseñadas para aprovechar al máximo su rendimiento, que incluían ejecutar Geekbench y 3DMark varias veces más, jugar algunas rondas de Fortnite y descargar varios torrents, una cosa tras otra y sin descanso. Una vez que terminé, volví a ejecutar Geekbench y 3DMark para ver cuánto había disminuido el rendimiento de cada teléfono.

En Geekbench 4, el S9 sufrió un poco, ya que su puntaje de referencia cayó en más del 25% hasta los 6.171. Por otro lado, el Note 9 tuvo mejores resultados, al obtener una puntuación de 8.053, lo que supone una disminución de alrededor del 10%. No está mal, parece que el difusor de calor de verdad funciona.

Advertisement

Sin embargo, en el caso de las pruebas de 3D Mark Ice Storm (que miden el rendimiento de la GPU) las diferencias entre el Note 9 y el S9 no fueron tan significativas, obteniendo 4.974 y 4.929 respectivamente. Eso es una disminución de alrededor del 2% para ambos, lo que sugiere que o bien los teléfonos no habían sido presionados lo suficiente, o que sus procesadores habían alcanzado el máximo rendimiento sin estar limitados por el calor. Si tuviera que apostar, lo haría por lo último.

Asus creó un sistema de refrigeración para su próximo smartphone para gamers.
Advertisement

De cualquier modo, la prueba muestra que, al menos en lo que se refiere al rendimiento del CPU, la gestión del calor desempeñará un papel importante para garantizar que nuestros smartphones funcionen más rápido y puedan hacerlo sesiones prolongadas de uso. Además, no es solo Samsung el que está pensando de esta manera, porque ASUS hizo todo lo posible en el ROG para crear un pequeño refrigerador con ventiladores incorporados que se conecta a uno de los puertos USB-C del teléfono para ayudar a mantener el calor, además de instalar un difusor de calor de cobre masivo con una almohadilla de enfriamiento de carbono.

Si bien es difícil decir si la solución de Asus funciona, dado que el dispositivo todavía no está disponible en el mercado, es claro que las compañías de smartphones están pensando mucho más en refrigeración que antes.

Share This Story