Nos guste o no, las autofotos se han convertido en una parte importante de la cultura actual. Estas navidades, el "palo" para selfies ha sido un regalo más popular de lo que nos gustaría creer. El siguiente paso en esta moda del ego lo ha dado Lenovo, y lo cierto es que es muy ingenioso.

Como otras marcas, Lenovo está apostando muy fuerte por las cámaras frontales. La de su nuevo terminal Lenovo Vibe X2 Pro viene con nada menos que 13 megapíxeles y autoenfoque. ¿Qué mejor para acompañarla que un accesorio flash?

El dispositivo tiene forma de anillo y se conecta directamente a la toma de auriculares del teléfono para sincronizarse con el botón de disparo de la aplicación de cámara que estemos utilizando. Al presionarlo, se disparan 8 LEDs blancos. El dispositivo cuenta con su propia batería recargable que ofrece hasta 100 disparos con una sola carga.

El accesorio viene acompañando al Lenovo Vibe X2 Pro, pero parece que también se venderá aparte a un precio de 30 dólares. El smartphone, que costará unos 500 dólares libre, exhibe pantalla de 5,3 pulgadas 1080p, y procesador Qualcomm Snapdragon 615 de ocho núcleos. Lenovo también lanzará el P90, un smartphone con procesador Intel de 64-bits y cuatro núcleos a 1,8Ghz que costará 369 dólares (bajo estas líneas).


¿Quieres estar al tanto de todas las novedades presentadas en el CES 2015 de Las Vegas? Sigue toda nuestra cobertura aquí, bajo la etiqueta "CES 2015".

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)