Imagen: Disney

El Rey León ofrece varias lecciones sobre la inocencia, la traición y el amor. Sin embargo, uno de mis momentos favoritos de la película, tanto en la original como en el remake, es cuando explican el llamado Cíclo de la Vida que todos conocemos.

En la pel√≠cula, Mufasa, el rey de la sabana, ense√Īa a su joven pr√≠ncipe, Simba, lo que es el Ciclo de la Vida. Mufasa le dice a Simba: ‚ÄúTodo cuanto ves se mantiene unido en un delicado equilibrio. Como rey, debes entender ese equilibrio y respetar a todas las criaturas, desde la peque√Īa hormiga hasta el veloz ant√≠lope‚ÄĚ.

Advertisement

Y Mufasa tiene raz√≥n, hasta cierto punto. Hay un delicado equilibrio en el mundo natural. Ah√≠ est√° el punto: ese equilibrio cambia constantemente, dijo John Kricher, profesor de biolog√≠a en el Wheaton College que ha dicho que el ‚Äúequilibrio de la naturaleza‚ÄĚ es un mito. Kricher nunca ha visto El Rey Le√≥n, pero sabe que no est√° basada en la ciencia. Es una pel√≠cula, al fin y al cabo. Como √©l sostiene, no hay un solo equilibrio en la naturaleza.

‚ÄúEl ‚Äôequilibrio en la naturaleza‚Äô ‚Äúes algo as√≠ como Pap√° Noel en Navidad‚ÄĚ, le dijo Kricher a nuestros compa√Īeros de Earther. ‚ÄúEs una encantadora historia de fantas√≠a‚ÄĚ.

El mundo de la naturaleza ha estado fluctuando desde tiempos inmemoriales. Los momentos de equilibrio han sido interrumpidos constantemente, ya sea por el impacto de un asteroide que condujo a los dinosaurios a la extinci√≥n o por un cambio del clima hace cientos de millones de a√Īos, que acab√≥ matando a casi todas las especies de la Tierra. Algunas de estas cosas son inevitables. De hecho, algunos podr√≠an decir que es algo normal y natural.

Laurence Frank, investigador de la Universidad de California que ha estudiado leones y hienas durante m√°s de 20 a√Īos, est√° de acuerdo con Kricher. Nunca ha visto la pel√≠cula, pero no compra el mensaje del C√≠clo de la Vida que env√≠a la pel√≠cula.

Advertisement

‚ÄúNo hay ning√ļn equilibrio de la naturaleza‚ÄĚ, dijo Frank. ‚ÄúExiste una relaci√≥n en constante cambio entre miles y miles de especies y variables ambientales, pero no existe un equilibrio √ļnico o una forma en que deber√≠a ser‚ÄĚ.

Sin embargo, el cambio que estamos viendo en la Tierra actualmente parece algo un poco diferente a la danza hist√≥rica de equilibrios y alteraciones que el planeta ha ido experimentando. Esta vez, estas alteraciones son resultado directo de las acciones humanas. La gente siempre ha tomado recursos del planeta. ‚ÄúAs√≠ es como deber√≠a ser‚ÄĚ, dijo Kricher.

Advertisement

Sin embargo, ahora hemos llegado al punto de desestabilizar ecosistemas enteros.

‚ÄúLa pel√≠cula quiz√°s tiene una especie de met√°fora en la que se supone que las hienas somos nosotros destruyendo nuestro ecosistema, y ‚Äč‚Äčquiz√°s el le√≥n tenga la sabidur√≠a suficiente de decirle a las hienas que no hagan eso‚ÄĚ, dijo Kricher.

Advertisement

A√ļn as√≠, aunque Kricher no cree que este equilibrio de la naturaleza, o Ciclo de la Vida, realmente exista de esa forma en que las personas tienden a romantizar, s√≠ que reconoce que el concepto puede servir en las conversaciones sobre √©tica y conservaci√≥n. Si el objetivo es ilustrar lo que deber√≠a hacer la gente con la naturaleza o c√≥mo mantenerla para que las generaciones futuras puedan ver leones o hienas en la naturaleza, entonces esa idea puede servir para algo. Sin embargo, gran parte de la ecolog√≠a o la biolog√≠a analizan lo que hay, no lo que deber√≠a haber. Y el Ciclo de la Vida no es algo que sea real.

Sin embargo, eso no significa que los humanos no debamos hacer caso a lo que dice Mufasa. En esta era de cambio climático y extinciones masivas, las personas deberían aprender a respetar la naturaleza. Tomamos cosas sin control, y como resultado, estamos agotando nuestros recursos y estamos acabando con especies enteras.

Advertisement

Da que pensar que un dibujo animado tenga m√°s sentido com√ļn que la mayor√≠a de nosotros.