Si la imagen de arriba te ha producido cierto rechazo, es que ha funcionado. La idea es de la agencia de publicidad francesa Rosapark que ha creado estas aterradores imágenes de cómo serían los emoticonos con ojos, bocas y caras de verdad. Da miedo. Y eso es justo lo que pretenden. Se trata de una campaña para ayudar a prevenir abusos a menores.

La idea es de Rosapark para Innocence en Danger, una organización sin ánimo de lucro dedicada a luchar contra los abusos sexuales de menores. Muchos de estos abusos suelen comenzar en Internet. Extraños que se comunican con menores, que envían emoticonos graciosos e inocentes que en realidad pueden esconder a un delincuente. El mensaje de fondo para los niños es estar alerta, desconfiar. Y la campaña desde luego impacta tanto como para ayudar a recordarlo. [Innocence en Danger vía Twitter]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)