Imagen: AP

Este a√Īo, los Juegos Ol√≠mpicos de Invierno que se celebrar√°n en Corea del Sur ofrecer√°n a modo de obsequio una edici√≥n especial ‚Äúol√≠mpica‚ÄĚ del Galaxy Note 8 a todos los atletas. Sin embargo, a los participantes de Corea del Norte y a los de Ir√°n se les ha prohibido debido a las sanciones de la ONU en ambos pa√≠ses.

Al parecer, Samsung, uno de los patrocinadores de las olimpiadas, tiene pensado entregar aproximadamente 4.000 tel√©fonos a los atletas. ¬ŅEl problema? Que el precio relativamente alto de los smartphones (alrededor de 920 d√≥lares en Corea del Sur o 1.000.000 won) significa entregarles a los 22 atletas norcoreanos o los 4 iran√≠es que compiten este a√Īo (o incluso a algunos funcionarios que los acompa√Īen) unos dispositivos que podr√≠an violar las prohibiciones de comerciar con bienes de lujo con cualquier pa√≠s.

Imagen: AP

No s√≥lo eso, el New York Times tambi√©n se√Īala que los tel√©fonos pueden ser vistos como dispositivos de ‚Äúdoble uso‚ÄĚ en cuanto a aplicaciones de contenido militar. Adem√°s, el l√≠o no acaba con los smartphones. Tambi√©n existen dudas sobre las sanciones impuestas y la posibilidad (o no) de que Corea del Sur pueda legalmente repostar un barco de Corea del Norte que transportaba a sus atletas, o incluso si compartir los equipos deportivos (se habla de los palos de hockey) y uniformes ol√≠mpicos con los 12 miembros norcoreanos del equipo conjunto de hockey femenino es viable seg√ļn las sanciones internacionales.

Seg√ļn explicaba The Verge, Samsung ha donado tel√©fonos a los competidores ol√≠mpicos desde 1997, aunque las autoridades norcoreanas siempre han confiscado los dispositivos citando a sus leyes, las cuales proh√≠ben los dispositivos GPS y el acceso a Internet sin censura.

Advertisement

En cuanto a Irán, no está claro si se podría llegar a una solución, ya que sus atletas se enfrentan presuntamente a menos restricciones. Irán es una teocracia autocrática, aunque a diferencia del totalitarismo del régimen en Corea del Norte, tiene un enfoque utilitario en lugar de general para la censura de Internet. [AFP, New York Times]