¿Te has preguntado alguna vez cómo es posible que el protagonista de tus juegos favoritos reciba tanto disparos y no muera? Los creadores de la mítica saga Uncharted tienen una respuesta para el caso de su protagonista: Nathan Drake no recibe disparos, se le va agotando la suerte.

Advertisement

Sí, estamos hablando de videojuegos, así que las cosas no tienen por qué tener lógica ni ser realistas. Pero los estudios que los desarrollan a veces se empeñan en que sean lo más creíbles que sea posible. En el caso de Uncharted, durante todas sus entregas nos ha contado la historia de un ladrón de reliquias que va escalando montañas con una habilidad digna de Spider–Man y se ha llegado a enfrentar a seres sobrenaturales.

No obstante, su mayor enemigo son las miles de balas que se dirigen a él durante toda la campaña de los juegos. ¿Cómo es posible que sobrevive, incluso si recibe tantos disparos. Durante los juegos vemos cómo la pantalla se va tornando borrosa y señales en color rojo aparecen hasta que te ocultas para esperar “curarte” de los tiros que has recibido, o al menos eso creíamos hasta ahora. Jonathan Cooper, animador de Naughty Dog, desarrolladores de Uncharted, ha explicado que la interfaz no se pone roja porque esté recibiendo disparos, sino porque Drake se está quedando sin suerte para evitar esos disparos y explosiones.

“Al unirme al equipo [de desarrolló] aprendí que Drake nunca recibe un disparos. La interfaz color rojo que muestra los “impactos” en realidad representa que se está agotando su suerte. Con el tiempo, los enemigos lograrán acertar y matarte si continúas recibiendo esos “casi” impactos de bala que indica la interfaz”.

Advertisement

Dicho de otro modo, por más que lluevan balas sobre Drake en realidad no está recibiendo disparos en su cuerpo, pero la suerte se le puede agotar y recibir uno mortal. Es por esto que no lo vemos curándose nunca.

Esta explicación, por más ridícula que sea (aunque graciosa), está inspirada en las historias en las que se basa Uncharted, tales como Indiana Jones, en las que el personaje siempre está al borde del peligro pero nunca termina de recibir ese tiro mortal. Es pura “suerte hollywoodesca”. Amy Hennig, madre de la saga Uncharted, explicó que esa siempre fue su intención.

“¡Cierto! Esa fue la intención original (mantenernos más alineados con el tono y la esencia de esas películas a las que rendimos homenaje”.

Advertisement

Algunos juegos intentan tener explicaciones más divertidas y sin sentido como la de Uncharted y las “pociones color rojo” que regeneran vida en Skyrim después de recibir flechazos o haber sido incinerado por un dragón, por mencionar algunos. Otros, en cambio, intentan ser más “realistas”, como The Last of Us con sus vendas de limitada curación, o Resident Evil y el hecho de que todos sus protagonistas son farmacéuticos y alquimistas expertos que no pueden ver la hoja de cualquier planta en el suelo porque la quieren convertir en medicina. [Jonathan Cooper (Twitter) / Amy Hennig (Twitter) vía IGN]