Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los gadgets más decepcionantes de la década

Por cada gran avance en tecnología surgen otros dispositivos que no son precisamente recomendables, algunos facepalm, y otros gadgets que directamente son un completo desastre. A continuación os ofrecemos la lista de los peores gadgets de la década que cierra.

Como nota previa, mencionar que no encontrarás ningún dispositivo de este año en la lista. La razón es que los gadgets que apestan suelen tardar un tiempo en hacerlo, y ninguno de los candidatos de este año (que los hay) huelen todavía tan mal como estos.

Advertisement

Los televisores curvos y 3D (2010)

Foto: Gizmodo

En algún momento alrededor del estreno de Avatar (2009), algunos ejecutivos de Hollywood decidieron que el 3D era el futuro. En sintonía, los fabricantes de televisores pensaron que si las salas de cine vendían entradas más caras para funciones 3D, entonces ellos podrían vender televisores 3D más caros.

Esto desencadenó una extraña tendencia que abarcaba no solo el 3D, sino también las pantallas curvas y otros trucos que se suponía que cambiarían la forma en la que vemos la televisión. No funcionó. Los televisores curvos parecían buena idea, pero básicamente funcionan tan bien como los televisores planos. Los televisores 3D simplemente nunca funcionaron tan bien. Además, nadie quiere usar gafas especiales en su propia sala de estar solo para ver si los dragones de la película se verán un poco más realistas de lo que normalmente se ven. En poco tiempo volvimos a preocuparnos exclusivamente por lo delgados que pueden llegar a ser los televisores de pantalla plana... rectos y en 2D. - Adam Clark Estes

Advertisement

AMD Bulldozer (2011)

Foto: Alex Cranz (Gizmodo)
Advertisement

Pocos lanzamientos de producto fueron tan desastrosos como el de AMD Bulldozer. Se suponía que el procesador era ultrarrápido y ayudaría a convertir las CPU de AMD en rivales asequibles y de calidad contra Intel. Lo que finalmente salió al mercado fue un desastre lento que se calentaba demasiado. Fue una gran decepción para AMD y afectó al calendario de lanzamientos de la compañía durante años. Eso le dio a Intel la oportunidad de asegurar aún más su cuota de más del 90 por ciento del mercado de procesadores portátiles. Durante más de media década, AMD fue considerada una alternativa de bajo presupuesto en lugar del rival número uno de Intel. No ha sido hasta este año que la compañía por fin ha logrado colocar un procesador en un gran buque insignia (Surface Laptop 3). - Alex Cranz

Sony Tablet P (2011)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Sony siempre ha sido una empresa dispuesta a experimentar, lo que ha dado lugar a algunos éxitos tan enormes como el Walkman, y también a algunos auténticos desastres como el Sony Tablet P. Ahora que los dispositivos de doble pantalla están ganando popularidad, casi parece que el Sony Tablet P se adelantó a su tiempo. Para 2011, el diseño era ciertamente innovador, pero ni el hardware ni el software estaban allí para respaldar ese diseño.

Sony tuvo problemas para encontrar formas convincentes de utilizar el factor de forma de la Tablet P. El problema lo exacerbada la considerable distancia entre las dos pantallas, algo que las impedía verse como una sola cuando la tableta estaba abierta. También tenía una baja potencia trágica, con un único procesador que luchaba por admitir la configuración de doble pantalla y una funcionalidad de la pantalla táctil que era frustrante e imprecisa. Hay una buena razón por la que Sony nunca lanzó un sucesor de la P. - Andrew Liszewski

Advertisement

Canon EOS M (2012)

Foto: Gizmodo
Advertisement

La Canon EOS M fue la primera de una línea de cámaras sin espejo de sensor APS-C increíblemente mediocres de Canon. Las cámaras sin espejo ya eran muy populares cuando salió la EOS M, pero aquel modelo destacó por su ejecución absurdamente a medias y por un horrible enfoque automático.

No es sorprendente que Canon no haya estado interesada en el desarrollo de cámaras digitales sin espejo a principios de esta década. En su posición como uno de los principales fabricantes de cámaras DSLR, ¿cuál era su incentivo? Mientras pueda vender cámaras con espejos, ¿por qué molestarte en jugar con otros formatos? Sin espejo, por supuesto, resultó ser el futuro, y Canon todavía sigue por detrás de la compañía que apostó por ese futuro desde el principio: Sony. - Mario Aguilar

Advertisement

Nintendo Wii U (2012)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Antes de la Switch, Nintendo tuvo la misma idea correcta con la Wii U, una consola que liberaba a los jugadores de tener que disfrutar sus juegos favoritos solo frente a un televisor. Lamentablemente, la ejecución no estuvo a la altura. El controlador principal de la Wii U, con su pantalla de 6.2 pulgadas, era voluminoso, pesado e incómodo de usar como pantalla secundaria para completar la acción en el televisor.

La consola también dependía de su estación base para jugar, por lo que si bien podíamos pasear de una habitación a otra (e incluso seguir jugando desde el baño) no podías salir de casa con ella. Nintendo simplemente no logro reunir suficientes razones convincentes como para actualizar a la Wii U. La Wii original vendió más de 100 millones de unidades. La U vendió menos de 14 millones. - Andrew Liszewski

Advertisement

Google Nexus Q (2012)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Imagina un dispositivo tan malo que, después de realizar un pedido anticipado la compañía simplemente te lo envía de forma gratuita, antes de que lo puedas cancelar. Bueno, eso es lo que sucedió con el Nexus Q de Google, un orbe de plástico de aspecto ominoso que se suponía que era en parte router y en parte consola de juegos, pero que en realidad fue una gran bola de decepción.

El Nexus Q no tenía soporte para servicios de transmisión de terceros, lo que significaba que estaba limitado únicamente a las ofertas de Google como Play Movies, Play Music y YouTube. Con un precio original de $300, el Nexus era extremadamente caro en comparación con productos similares. Cuando Gizmodo probó el Nexus Q, nos preguntábamos para quién era esto. Bueno, aquí está la respuesta: para nadie. - Sam Rutherford

Advertisement

Lytro (2012)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Puedes hacer muchos ajustes a una foto en un cuarto oscuro o con una herramienta de edición digital tipo Photoshop. Pero desde los albores de la fotografía, la norma era que es imposible cambiar el enfoque de una toma. Eso fue hasta que apareció la Lytro. La cámara Lytro capturaba una cosa que la mayoría de las cámaras no capturan: la dirección de la luz entrante que golpea el sensor. Ello permitía ajustar el enfoque de una imagen después de hacerla. Parecía una tecnología que revolucionaría la fotografía, pero la cámara Lytro original llegó con un diseño tan extraño que obligó a los fotógrafos a disparar con una especie de catalejo cuadrado.

Tomar hermosas fotos (y evitar el ruido) con la Lytro también requería mucha luz, y todo en un momento en que las cámaras mejoraban cada vez más al disparar en la oscuridad. Para rematar, la edición de fotos de Lytro requería un software especial: no se podían modificar de forma nativa en las aplicaciones de edición de fotos más populares. El sucesor de Lytro fue Illum, que llegó con un diseño de cámara más tradicional, pero era costoso. Al final resultó que editar el enfoque no era una prioridad que la mayoría de los fotógrafos realmente quisieran. - Andrew Liszewski

Advertisement

Microsoft Surface RT (2012)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Es absolutamente increíble pensar en lo lejos que ha llegado la línea de computadoras Surface de Microsoft, sobre todo teniendo en cuenta el fiasco que fue la Surface RT en 2012. No solo es que ejecutara Windows 8, un rediseño importante del sistema operativo de Microsoft que fue inmediata y ampliamente denostado, sino que además ejecutaba una versión capada de ese Windows 8 llamada Windows RT, una versión que obligaba a los usuarios a usar la Tienda Windows para todas sus aplicaciones.

El dispositivo también funcionaba con un procesador Nvidia Tegra 3 que parecía sorprendentemente lento en comparación con otros dispositivos con la misma CPU. La funda de teclado, aunque innovadora, era una pesadilla para escribir. El chisme, en definitiva era llamativo pero bastante miserable de usar en cualquier cosa que no fuera un video de YouTube. Más tarde, Microsoft reconocería indirectamente que no lo logró con Surface RT, pero al menos tuvo el éxito suficiente como para que la compañía siguiera fabricando computadoras. Finalmente, los dispositivos como Surface Pro 3 nos convencieron de que Microsoft podría construir una computadora que la gente quisiera usar. - Alex Cranz

Advertisement

Google Glass (2013)

Foto: Gizmodo
Advertisement

El vídeo conceptual de Google Glass fue épico. Notificaciones perfectas, navegación en tiempo real, grabación de vídeo... Realmente parecía que el futuro había llegado. El problem es que no cumplieron esas promesas. Se limitaron a introducir el miedo a una pesadilla distópica de vigilancia.

Un escritor de tecnología se metió en una pelea en un bar en San Francisco después de que los clientes se enojaran ante la idea de que pudieran estar siendo grabados. No ayudó que Glass te hiciera parecer salido de una película de ciencia ficción de serie b. Los primeros usuarios obtuvieron el apodo de glassholes por su mala actitud, y el precio de $1,500 era demasiado caro para el consumidor promedio. Lo peor de todo es que no había una aplicación realmente buena que obligara al usuario promedio a arriesgarse a recibir un puñetazo en la cara por una pieza de hardware de aspecto estúpido. Al final solo fue un gadget ingenioso pero que parecía crear más problemas de los que realmente resolvió. - Victoria Song

Advertisement

Los teléfonos modulares (2013)

Foto: Andrew Liszewski (Gizmodo)
Advertisement

La idea parecía sólida, tanto que una serie de grandes empresas se esforzaron por hacerla realidad. Esa realidad fue que los teléfonos modulares nunca funcionaron. Honestamente, ¿a quién no le encantaría la posibilidad de actualizar la cámara de su teléfono sin necesidad de reemplazar todo el dispositivo? Lamentablemente, crear un chasis y una gama de componentes intercambiables fue demasiado pedir, razón por la cual los intentos como Phonebloks o el Proyecto Ara de Google nunca despegaron.

En 2016, el LG G5 asustó a los compradores con un diseño que obligaba a los usuarios a apagar el teléfono, quitar la parte inferior y desconectar la batería solo para cambiar un nuevo mod. Motorola lanzó un nuevo Moto Z con soporte para mods en 2019. Pero teniendo en cuenta que la cantidad de nuevos Moto Mods se ha detenido, no queda mucho impulso en el movimiento del teléfono modular. - Sam Rutherford

Advertisement

Apple Mac Pro 2013

Foto: Gizmodo
Advertisement

La edición papelera del Mac Pro es una máquina magnífica. Un impresionante ejemplo de la ingeniería e ingenio. El problema era que el Mac Pro simplemente estaba demasiado diseñado para hacer el trabajo para el que Apple lo creó: servir en los estudios de creativos digitales. Era casi imposible actualizar la mayoría de los componentes en el Mac Pro. El impresionante diseño dificultaba la instalación de nuevas tarjetas gráficas, e incluso Apple tuvo problemas para lograr que las nuevas CPU funcionen en el dispositivo. Lo que quedó fue un producto que duró demasiado a la venta en el sitio web de Apple. Los componentes antiguos, la imposibilidad de actualizar y la apariencia demasiado poco ortodoxa hicieron del Mac Pro una fuente de cachondeo para la industria. El hecho de que también pareciera una papelera de diseño definitivamente no ayudó. - Alex Cranz

Amazon Fire Phone (2014)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Todos pensábamos que las ambiciones de Amazon en materia de hardware eran impatrables tras los sonados éxitos de la gama Kindle y Echo. Entonces va la compañía y saca el Fire Phone. El CEO de Amazon Jeff BEzos lo calificó de hermoso y elegante. El dispositivo fue un fracaso tan bestia que un año después Amazon prácticamente los regalaba. Su software era complicado de usar, y su complejo juego de cámaras delanteras al final sirvió más para temer por nuestra privacidad que para algo realmente útil. Amazon salió tan escaldada que no han intentado sacar otro teléfono desde entonces. — Adam Clark Estes

Microsoft Band (2014)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Se suponía que Microsoft Health era el futuro. Prometió un contexto “procesable” para todos esos jugosos datos recopilados por Microsoft Band. Pero Microsoft finalmente no pudo cumplir. La Band era una pieza de plástico semirrígido que no solo se dañaba fácilmente, sino que era un poco rara de leer ya que la pantalla se situaba en la cara interior de la muñeca. Su batería se agotaba después de unos pocos días, un problema importante ya que si la Band moría antes de que tuvieras la oportunidad de recargar, sus datos se perdían para siempre. Además, a pesar de incluir sensores de temperatura de la piel y de respuesta galvánica, Microsoft en realidad nunca los utilizó. Terminabas pagando $ 00 por un medidor de actividad básico que prometía llevarte al siguiente nivel y nunca lo hizo. - Victoria Song

Apple MacBook (2015)

Foto: Alex Cranz (Gizmodo)
Advertisement

A primera vista, el Macbook de 2015 parecía ser el verdadero sucesor del MacBook Air. Era pequeño, hermoso y tenía una pantalla increíble de alta resolución. Lamentablemente, el procesador que alimentaba el Macbook de ese año era notoriamente débil, y su precio era simplemente demasiado alto para que fuera práctico para cualquiera excepto los fans de Apple más adinerados que necesitaban una segunda computadora.

Lo que debería haber sido la puerta de entrada de Apple al segmento de los equipos portátiles de mil dólares o menos se convirtió en un cascarón vacío que era todo estilo y cero sustancia. La peor parte fue el teclado, que además terminó extendiéndose como un cáncer a todas las computadoras portátiles de la compañía. El recorrido de las teclas era tan superficial que se sentía como si estuvieses tecleando en una roca, y una sola miga de pan podía estropear una tecla. El MacBook de 2015 no será recordado por su impresionante pantalla Retina. Será recordado por un teclado terrible que luego contaminó a toda la gama de portátiles Apple. - Alex Cranz

Advertisement

Nokia Lumia 950 (2015)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Algunos de nosotros realmente queríamos que Windows funcionara en un teléfono. Es lo que nos llevó a adular el diseño colorido de Windows Phone, incluso aunque los desarrolladores de aplicaciones no quisieran molestarse en crear software para la base de usuarios de la plataforma. Después de adquirir Nokia, que se había convertido en el principal desarrollador de teléfonos con Windows, Microsoft hizo un último intento de construir un teléfono con Windows equipándolo do con una versión móvil de la plataforma Windows 10.

El Nokia 950 fue el último aliento de Windows en dispositivos móviles. Sobre el papel tenía sentido: las aplicaciones en tu escritorio en tu mano. Lo que pasaba era que no funcionó muy bien. A pesar de su atractivo hardware de tacto suave, el Nokia 950 no pudo ser Windows en un teléfono. Quizás eso fue algo bueno. Al mirar hacia hacia adelante y ver los innovadores dispositivos Surface que Microsoft ha planeado para 2020, no podemos evitar preguntarnos si tal vez Windows Phone debía morir para que Surface pudiera vivir. - Mario Aguilar

Advertisement

Samsung Gear VR (2015)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Dos años antes de que Oculus y HTC ayudaran a borrar aquellos recuerdos dolorosos de la realidad virtual temprana como el Virtual Boy de Nintendo, Samsung llevó la realidad virtual a las masas con el Gear VR. Fue una solución simple que combinaba la pantalla y el rendimiento de un teléfono inteligente con unos auriculares livianos, y sin necesidad de cables o sensores de infrarrojos. Con los años, la plataforma de realidad virtual móvil de Samsung no ha mejorado mucho(aparte de algunos controladores nuevos). Ahora, gracias a dispositivos como Oculus Quest, hay muy pocas razones para que el Gear VR deba seguir existiendo. Teniendo en cuenta que el último buque insignia de Samsung, el Galaxy Note 10, carece de soporte para Gear VR, parece que Samsung está de acuerdo. - Sam Rutherford

Blackberry Priv (2015)

Foto: Gizmodo
Advertisement

El Priv fue la última oportunidad de BlackBerry (cundo aún era RIM) para diseñar un teléfono digno de su tiempo. La compañía pasó la mayor parte de la última década luchando por recuperar su gloria perdida. A pesar de haber definido mucho del teléfono inteligente tal como lo conocemos ahora, la compañía nunca logró encontrar su lugar en el mundo posterior al iPhone.

El Priv intentó ser todo lo que los propietarios de BlackBerry amaban: amigable para las empresas, con un teclado físico QWERTY, con un moderno sistema operativo Android... El dispositivo fue un fracaso. La cuestión es que el objetivo de las pantallas grandes en los teléfonos inteligentes es precisamente poder prescindir de teclados físicos. Y aunque seguramente algunas personas apreciaron el guiño al diseño clásico, el Priv fue una pesadilla de usar en la práctica. BlackBerry vive hoy pero bajo la administración del gigante chino de la electrónica TCL. Con Priv, la esperanza de relevancia de la compañía original murió definitivamente. - Mario Aguilar

Advertisement

Samsung Note 7 (2016)

Foto: Gizmodo
Advertisement

Gracias a una batería que era demasiado grande para su propio bien, el Note 7 fue el teléfono que inició alrededor de 100 incendios. Lo que realmente convirtió el error en una debacle total es que después de los informes iniciales de los incendios provocados por la batería del Galaxy Note 7, Samsung solicitó una retirada general y reemplazó la batería del Note 7 con paquetes provenientes de otro proveedor solo para que el teléfono volviera a arder. Las aerolíneas comenzaron a prohibirlo, los operadores dejaron de venderlo, y finalmente Samsung emitió una segunda orden de retirada completa protagonizada por pequeñas bolsas a prueba de fuego para que las personas lo guardaran antes de devolverlo. De repente, el Galaxy Note 7 se convirtió en un teléfono perdido en el tiempo. De hecho, debido a que el Galaxy Note 6 nunca existió (Samsung saltó directamente de 5 a 7), fue casi como si la batería defectuosa del Note 7 hubiera matado a dos generaciones con una sola carga. -Sam Rutherford

LG Watch Sport (2017)

Foto: LG
Advertisement

Cuando se lanzó, se suponía que el LG Watch Sport lo tenía todo: conectividad LTE, Android Wear 2.0, GPS incorporado, pagos NFC y resistencia al agua. Todas esas especificaciones eran impresionantes, pero para ser un reloj inteligente centrado en el deporte, el LG Watch Sport, era un dolor pesado y engorroso de usar. La banda era rígida y no se podía intercambiar, probablemente porque allí fue donde LG introdujo electrónica adicional. Combinado con una esfera de reloj gigante y pesada, el LG Watch Sport se convirtió en un dispositivo portátil que se enganchaba en las mangas de la chaqueta, ahogaba la muñeca y se deslizaba arriba y abajo por el brazo durante el ejercicio. Sumado a eso, la duración de la batería y la conectividad celular eran una mierda. Sus $350 fueron una decepción costosa para cualquiera que esperara un buen reloj inteligente con Android. - Victoria Song

Apple Homepod (2018)

Foto: Adam Clark Estes (Gizmodo)
Advertisement

Apple subió al vagón de altavoces inteligentes un año o dos demasiado tarde, pero los fanáticos no estaban preocupados. “Si Apple hace un Echo Killer, ¡será increíble porque Apple!” Contra todo pronóstico fanboy, eso no fue lo que sucedió. El HomePod entró en un mercado ya abarrotado con un precio demasiado alto, funciones limitadas, y el asistente de voz más estúpido de la histori: Siri. El altavoz en sí sonaba bastante bien. Pero básicamente todo lo demás estaba mal. Cuando se lanzó, solo podía controlar Apple Music con comandos de voz, y ni siquiera permitía hacer llamadas telefónicas a través del HomePod. Podías hacerle preguntas a Siri, aunque había muchas posibilidades de que te diera una respuesta incorrecta. Todos estos inconvenientes en un atractivo altavoz costaban $350. - Adam Clark Estes

Share This Story

Get our newsletter