Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Los LinkBuds S son los auriculares ANC más cómodos que he probado en años

Su calidad de sonido no es la mejor de Sony, pero podrás llevarlos durante horas y horas.

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Los LinkBuds S son los auriculares ANC más cómodos que he probado en años
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Cuando Sony lanzó los LinkBuds pensé que iba a dejarlos cómo una categoría de producto aparte en su catálogo de auriculares. Me equivocaba. Apenas un par de meses después, la compañía lanza los LinkBuds S, un cruce entre los propios LinkBuds y su buque insignia in-ear, los WF-1000 XM4.

La S de su nombre no responde a ninguna palabra concreta, pero en Sony apuntan una clave al respecto: Seamless. Es un adjetivo bien elegido porque si hay algo que caracteriza a los LinkBuds S es la comodidad. En cierto modo son una versión cerrada y con cancelación de ruido de los LinkBuds originales de diseño abierto. No dejan pasar el sonido, pero al igual que ellos, puedes llevar los LinkBuds S durante horas y horas sin que tus oídos se resientan lo más mínimo.

Advertisement

Diseño, construcción y batería

Los LinkBuds S están disponibles en blanco o negro. Los blancos son completamente lisos, mientras que los negros son texturados. El por qué de esta diferencia no me queda del todo claro. Visualmente parecen una versión mucho más pequeña y refinada de los WF-1000 XM4. La frase no es casual. Cada uno de los LinkBuds S pesan solo 4,8 gramos. Es un salto brutal respecto a los 7,3 gramos de los WF-1000 XM4. También pesan menos que los AirPods Pro (5,4 gramos) con los que compiten directamente.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado Los LinkBuds S son los auriculares ANC más cómodos que he probado en años
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

La primera vez que sacas los LinkBuds S del estuche de carga te asalta la duda de si no te habrán vendido un modelo defectuoso completamente hueco. La diferencia con los WF-1000 XM4 es importante. Los XM4 eran tan grandes que se me salían de la oreja si me ponía a correr con ellos. Estos no solo encajan como un guante. Además los he llevado durante horas (literalmente en un vuelo largo) sin que me llegasen a molestar lo más mínimo. Es algo que puedo decir de muy pocos auriculares.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado Los LinkBuds S son los auriculares ANC más cómodos que he probado en años
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

El estuche, lógicamente, también es más pequeño que el de los WF-1000 XM4, pero carece de carga inalámbrica, una ausencia que muchos considerarán importante teniendo en cuenta que los LinkBuds S no son baratos (cuestan 200 dólares o euros). La carga del estuche es solo por USB-C. Los audífonos aguantan hasta seis horas con una sola carga (con la cancelación de ruido activa). El estuche eleva esta cifra hasta las 20 horas.

Advertisement

A nivel de controles, los LinkBuds S carecen de los controles táctiles en la cara con los que cuentan los LinkBuds. A cambio tienen una generosa superficie táctil sobre la que actuar con pulsaciones simples, dobles, triples o largas. Nada que objetar en este sentido. Los LinkBuds S son resistentes a las salpicaduras en Grado IPX4. En otras palabras, resisten cierto grado de sudor o lluvia, pero no inmersión. De todos modos, si lo que quieres es hacer deporte con ellos son mejores los propios LinkBuds porque permiten estar más al tanto de nuestro entorno y agarran mejor.

A los controles hay que añadir un sistema de sonido adaptativo que ajusta la cancelación de ruido de manera automática en función del sonido ambiental. También integran una función Speak to Chat que activa la transparencia de sonido si comenzamos a hablar. La música retorna al cabo de un tiempo entre 5 y 20 segundos configurable por el usuario, o tocando el auricular. Finalmente, podemos usar el asistente de voz que más nos guste configurándolo desde la aplicación de Sony.

Advertisement

Calidad de sonido y cancelación de ruido

Hablando de sonido. El de los LinkBuds es excelente, pero no tan excelente como el de los WF-1000 XM4. Eso no quiere decir para nada que sean malos auriculares. Son mucho mejores que los Sony WF-C500S, que son el modelo de entrada de Sony, y comparables en calidad de sonido a los Jabra Elite 85t o a los Beats Fit Pro. Simplemente sus drivers internos de 5mm no tienen tanta pegada de graves como la de los WF-1000 XM4. Sin embargo, a nivel de claridad musical no tienen nada que envidiar a estos tope de gama. Las canciones suenan equilibradas, cristalinas y con (casi) todos los matices que encontramos en los XM4.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado Los LinkBuds S son los auriculares ANC más cómodos que he probado en años
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En cuanto a calidad de audio en llamadas, la de los LinkBuds S es buena, pero por algún motivo me gusta más la de los LinkBuds originales. No es un problema de cómo escuchas tú a tu interlocutor, sino de cómo te escucha él a ti, sobre todo en entornos ruidosos.

Advertisement

Otro tanto ocurre con la cancelación de ruido, que es muy buena, pero juraría que no tan buena como la de los WF-1000XM4. Los LinkBuds S siguen haciendo un trabajo muy eficiente a la hora de aislarte del sonido ambiente, pero si lo que buscas es aislamiento total y definitivo no hay nada como los WH-1000XM5 de diadema o los XM4 (en menor medida).

Unos auriculares equilibrados como pocos

Hasta ahora, parece que me estoy dedicando a derribar todas las posibles virtudes de los Linkbuds S comparándolas con las de otros. Nada más lejos de mi intención. De hecho, los Linkbuds S se cuentan entre los mejores auriculares in-ear que puedes comprar ahora mismo, y lo son por su perfecto equilibrio de funciones. No suenan tan bien como los XM4 ni tienen tan buena cancelación de ruido, pero son más baratos e infinitamente más cómodos.

Advertisement
Imagen para el artículo titulado Los LinkBuds S son los auriculares ANC más cómodos que he probado en años
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Si eres un melómano irredento, buscas unos in-ear y no te importa un tamaño que no es el más apropiado para correr con ellos, los XM4 son claramente tu elección. Si necesitas usar tus auriculares todo el santo día, necesitas estar atento a tu entorno, y además haces muchas llamadas, los LinkBuds originales son lo que buscas.

Advertisement

Sin embargo, si lo que buscas son unos audífonos in-ear con buen sonido y buena cancelación de ruido que lo hagan todo bien y que sean insultantemente cómodos, los LinkBuds S son un nirvana como he escuchado pocos. Su mayor pega es que no tienen carga inalámbrica, y eso es algo casi obligatorio con una etiqueta de precio de 200 euros. Por lo demás, los auriculares casi perfectos son absolutamente perfectos para el 90% de los usuarios.