Un macaco Rhesus sentado en los alrededores del Taj Mahal.
Foto: Julian Finney (Getty Images

Una tarde del pasado mes de noviembre, una joven llamada Neha estaba alimentando a su hijo dentro de su casa en Runkata, una peque√Īa ciudad en las afueras de Agra, India. De repente, un mono irrumpi√≥ en la casa, le arrebat√≥ al beb√© de los brazos y huy√≥ con √©l.

Los vecinos persiguieron al inesperado secuestrador arrojándole piedras, pero para su horror, pronto encontraron al bebé yaciendo empapado de sangre en una terraza cercana. A pesar de que lo trasladaron de urgencia al hospital, Arush, que tenía solo 12 días de vida, no sobrevivió. Quizás esto suene como una tragedia insólita, un caso raro de un animal salvaje que se comporta fuera de su orden natural, pero la verdad es que no hubo nada especialmente raro en este incidente.

Apenas un mes antes, en las cercan√≠as de Tikri, un hombre de 72 a√Īos fue apedreado hasta la muerte mientras buscaba madera seca. Sus atacantes fueron los miembros de una tropa de monos que lo acribillaron a ladrillazos dese las copas de los √°rboles despu√©s de robar el material de construcci√≥n de una obra cercana. zona. Solo en la regi√≥n de Himachal Pradesh se registraron 86 casos de ataques de monos entre 2017 y 2018. En uno de los incidentes m√°s extra√Īos un mono se dedic√≥ a tirar pu√Īados de dinero a los extra√Īos que pasaban por debajo de su √°rbol en Shimla. El dinero (alrededor de $140 d√≥lares al cambio) lo hab√≠a robado de una casa cercana. Se han informado de otros incidentes de simios hostiles que han atacado a humanos en Tamil Nadu y Odisha.

Hay algunas razones detrás del repentino aumento de las agresiones por parte de los macacos de la India. Iqbal Malik, primatólogo y activista ambiental con sede en Nueva Delhi explicó a Gizmodo:

Los macacos rhesus, en general, son una especie inofensiva y pacífica. Viven en tropas, y cada tropa está formada por bebés, subadultos, adultos sexualmente maduros y ancianos. Los bebés permanecen cerca de sus madres hasta la edad de seis meses, y el vínculo madre-hijo es extremadamente fuerte. Los informes de violencia entre los macacos rhesus surgen principalmente de casos de unión o ruptura caótica de grupos y separación de madres e hijos. La deforestación a gran escala destruye los hábitats naturales de los monos, lo que resulta en la fragmentación de los grupos y en monos que se mueven hacia áreas rurales y urbanas en busca de alimento.

Advertisement

Un mono en Jammu, India
Foto: Channi Anand (AP Images)

‚ÄúSe da la circunstancia de que el macaco rhesus es un excelente forrajeador, explica Sindhu Radhakrishna en una entrevista con el Hindustan Times. Radhakrishna es el decano del Programa de Comportamiento y Cognici√≥n Animal en el Instituto Nacional de Estudios Avanzados de Bangalore. ‚ÄúCuando los monos se cuelan en las viviendas humanas, encuentran acceso f√°cil a alimentos ricos en energ√≠a, raz√≥n por la cual les gusta tanto estar cerca de los humanos‚ÄĚ, a√Īade.

Advertisement

En 2006, Himachal Pradesh se convirti√≥ en el primer estado de la India en introducir la esterilizaci√≥n quir√ļrgica de monos rhesus. El objetivo era frenar su creciente poblaci√≥n y encontrar una soluci√≥n a los crecientes informes de violencia de simios que causan da√Īos agr√≠colas en toda la regi√≥n. Desde 2019, existen ocho centros de esterilizaci√≥n de monos en todo el estado. Los macacos son tra√≠dos por tramperos y se esterilizan mediante vasectom√≠as l√°ser para los machos y tubectom√≠as termocaut√©ricas endosc√≥picas para las hembras. Satish K. Gupta, cient√≠fico em√©rito especializado en biolog√≠a de c√©lulas reproductivas del Instituto Nacional de Inmunolog√≠a d Nueva Delhi explica los resultados a Gizmodo.

Los resultados del programa no han sido concluyentes. Si bien el n√ļmero de macacos rhesus en el estado se redujo de 3.2 millones en 2004 a 2.1 millones en 2015, los incidentes de violencia parecen haber permanecido m√°s o menos igual.

Advertisement

Malik cree que la mala ejecución del programa puede haber tenido el efecto contraproducente de hacer que los monos se vuelvan más agresivos.

La esterilización en sí misma es inocua si se hace bien. Sin embargo, el enfoque desordenado del departamento forestal a la hora de capturar y liberar monos y su tratamiento antes y después de la operación podría ser la verdadera razón detrás del problema. Los macacos rhesus son una especie fuertemente tribal. Cuando los monos individuales son atrapados y separados de sus tribus, se rompe un vínculo comunitario muy intrincado. Esto es especialmente grave en el caso de los jóvenes, ya que son separados de sus madres. Cuando los monos se reintroducen en la selva, les resulta difícil encajar, lo que hace que busquen fuentes alternativas de alimento cerca de los asentamientos humanos. Esto los hace violentos y temperamentales.

Advertisement

Siguiendo el ejemplo de Himachal Pradesh, la Administraci√≥n del Distrito de Agra se asoci√≥ con una organizaci√≥n sin √°nimo de lucro llamada Wildlife SOS para ejecutar un programa similar en Uttar Pradesh a lo largo de 2016. Sin embargo, para 2018 solo se hab√≠an capturado 500 monos, mientras que los gastos incurridos por la administraci√≥n superaron los 18.000 millones de libras ( m√°s de $260.000). Al igual que en Himachal Pradesh, el n√ļmero real de ataques con monos no mostr√≥ signos de desaceleraci√≥n, admiti√≥ Javed Akhtar, el principal conservador de bosques del gobierno de Uttar Pradesh.

En respuesta a los repetidos fracasos, el gobierno indio ahora está considerando medios alternativos de control de la población para los macacos: la inmunocontracepción. Se trata de una técnica que implica una vacuna que crea una respuesta inmunitaria temporal contra una proteína crucial para la reproducción. Su administración hace que los monos sean infértiles, pero hay algunos problemas.

Advertisement

‚ÄúEl principal problema aqu√≠ es c√≥mo administrar la vacuna‚ÄĚ, explica Gupta. Las vacunas actuales a menudo requieren m√ļltiples inyecciones durante todo el a√Īo para tener el efecto deseado. Una soluci√≥n propuesta para este problema ha sido convertir la vacuna en una p√≠ldora consumible y colocarla dentro de cebo para monos, pero incluso eso presenta m√ļltiples desaf√≠os. ‚ÄúEl l√≠der de una tropa consumir√° la mayor parte del cebo oral y solo dejar√° las sobras para otros monos‚ÄĚ, aclara Gupta. ‚ÄúLa inmunocontracepci√≥n es una t√©cnica m√°s factible para animales m√°s grandes, como los elefantes, que se pueden tratar con pistolas de dardos.‚ÄĚ

El Ministerio de Medio Ambiente Indio ha asignado el proyecto de inmunocontracepción al Instituto de Vida Silvestre de la India.

Advertisement

‚ÄúA pesar de los considerables esfuerzos del gobierno para abordar diferentes m√©todos de control de la poblaci√≥n de macacos rhesus, no se han realizado investigaciones reales para comprender los efectos a largo plazo de estos procedimientos de control de la natalidad en los monos y su biolog√≠a‚ÄĚ, dijo Gupta. Malik a√Īade que ante la falta de una estrategia de control de la natalidad viable oel conocimiento necesario para ejecutarla adecuadamente, la idea m√°s √ļtil es educar a las personas para que eviten alimentar a los monos callejeros o dejar sobras a su alcance. No mostrar los dientes o hacer contacto visual, hacer ruidos fuertes para ahuyentar a los que se acerquen demasiado y mantener los contenedores de basura y los tanques de agua cubiertos en todo momento son algunas otras estrategias proporcionadas por el departamento de bosques de Nueva Delhi. Ninguno de estos consejos probablemente brinda una sensaci√≥n de seguridad a las personas que tienen que vivir con el temor diario a los monos.