Imagen: Un Boeing 737 Max (AP)

El vuelo 610 de Lion Air se estrelló mientras los pilotos buscaban de forma frenética un manual que les dijera cómo anular la función automática del Boeing activada por lecturas inexactas del sensor. Fracasaron, y el New York Times explica que sólo tenían 40 segundos para solucionarlo.

Menos de un minuto para arreglar el error, eso es lo que han demostrado las simulaciones de Boeing sobre el choque, el tiempo que tenían entre el momento en que se activó el sistema y cuando la caída del avión se volvió irreversible.

Al parecer, Boeing realiz√≥ una serie de pruebas de simulador con pilotos de diferentes aerol√≠neas durante el pasado fin de semana. Unos tests donde los pilotos ten√≠an la tarea de superar las lecturas err√≥neas del sensor que jug√≥ un papel decisivo en el vuelo de Lion Air con la funci√≥n de seguridad MCAS del 737 Max, seg√ļn los informes del New York Times.

Para ello, los pilotos ten√≠an que subvertir la funci√≥n de seguridad tal y como se dise√Ī√≥ originalmente y despu√©s de una actualizaci√≥n de software proporcionada por el fabricante. ¬ŅResultado? La prueba demostr√≥ que el sistema podr√≠a condenar a un avi√≥n si se le permite proceder tres veces seguidas, un lapso de 40 segundos.

Imagen: AP

Advertisement

Estas acciones se podr√≠an contrarrestar temporalmente con solo presionar un bot√≥n, pero para deshabilitar el sistema por completo, los pilotos tendr√≠an que ejecutar una serie de comandos m√°s largos mientras MCAS continuar√≠a activ√°ndose, arrastrando la nariz de la aeronave hacia una inmersi√≥n fatal. Seg√ļn el Times:

Si el sistema comienza a empujar la nariz del avión hacia abajo, los pilotos pueden revertir el movimiento con un interruptor en su pulgar, una reacción típica en esa situación. Al hacerlo, potencialmente pueden extender la ventana de 40 segundos, dándoles más tiempo para evitar un choque.

Además, para neutralizar completamente el sistema los pilotos necesitarían encender dos interruptores más. De esta forma apagarían la electricidad de un motor que permite al sistema empujar el avión hacia el suelo. Luego, los pilotos tendrían que girar una rueda para corregir cualquier problema que hubiera surgido. ... En el accidente de Lion Air, los pilotos usaron el interruptor del pulgar más de dos docenas de veces para intentar anular el sistema. No obstante, el sistema siguió interactuando, probablemente debido a las malas lecturas de un sensor, hasta que el avión se estrelló en el mar de Java, matando a las 189 personas a bordo.

Advertisement

Las actualizaciones del sistema anunciadas mitigan este peligro al depender de m√ļltiples sensores, limitando el n√ļmero de veces que MCAS puede activarse y evitando que las correcciones del sistema sean tan extremas que los pilotos no puedan deshacerlas.

El pasado fin de semana la FAA había aprobado provisionalmente una actualización de software para la flota 737 MAX de Boeing que, por el momento, siguen en tierra. [New York Times]