Algo extra√Īo le est√° pasando a los oc√©anos. A medida que los arrecifes de coral se marchitan y colapsan, los pulpos se multiplican como locos. Tan pronto como perciban cierta debilidad, amasar√°n un ej√©rcito e invadir√°n la tierra tambi√©n.

Bien, esa √ļltima afirmaci√≥n es probablemente pura paranoia. Pero es un poco inquietante que los cefal√≥podos (calamares, pulpos, sepias) est√°n en auge y los cient√≠ficos no saben por qu√©. Un an√°lisis publicado en Current Biology indicaba que numerosas especies en los oc√©anos del mundo han aumentado en n√ļmero desde la d√©cada de 1950.

‚ÄúLa consistencia fue la mayor sorpresa‚ÄĚ, dijo la autora principal del estudio, Zo√ę Doubleday, de la Universidad de Adelaide. ‚ÄúLos cefal√≥podos son notoriamente variables, y la abundancia de la poblaci√≥n puede fluctuar enormemente, tanto dentro como entre las especies‚ÄĚ.

Fue una de esas fluctuaciones salvajes la que inspir√≥ el nuevo estudio. Hace unos a√Īos, la gigante sepia australiana, en la foto de arriba, experiment√≥ un repentino y dram√°tico choque demogr√°fico. ‚ÄúCasi desaparecieron por completo‚ÄĚ, dijo Doubleday a Gizmodo, y agreg√≥ que uno de sus coautores tuvo la idea de analizar los ciclos de auge y ca√≠da en otras poblaciones de cefal√≥podos para ver si hab√≠a alg√ļn patr√≥n. ‚ÄúNo sab√≠amos cu√°nta informaci√≥n habr√≠a‚ÄĚ, dijo Doubleday.

Advertisement

Reuniendo datos y estudios cient√≠ficos previos, el equipo logr√≥ reunir informaci√≥n poblacional sobre 35 especies o g√©neros de cefal√≥podos que abarcan todas las regiones oce√°nicas principales desde 1953 hasta 2013. Si bien hubo una variabilidad a√Īo a a√Īo sustancial, y una peque√Īa cantidad de especies disminuy√≥, en general, muchas poblaciones de cefal√≥podos en muchas partes del oc√©ano han aumentado en n√ļmero. (La sepia gigante australiana tambi√©n ha comenzado a recuperarse).

Por tanto, ¬Ņpor qu√© los cefal√≥podos aumentan cuando casi todo lo dem√°s en los oc√©anos se est√° muriendo? Doubleday y sus coautores todav√≠a est√°n investigando, pero sospechan que tiene que ver con las altas tasas de rotaci√≥n de la poblaci√≥n. ‚ÄúLos cefal√≥podos tienden a explotar‚ÄĚ, dijo Doubleday. ‚ÄúSi las condiciones ambientales son buenas, pueden explotar r√°pidamente porque crecen muy r√°pido‚ÄĚ.

Advertisement

Una de las razones por las cuales las condiciones ambientales podr√≠an haber mejorado es que los humanos est√°n escogiendo a los principales competidores de los cefal√≥podos: los peces depredadores. Otros cambios a gran escala, como el calentamiento global, tambi√©n podr√≠an estar jugando un papel. ‚ÄúNo creo que sea un solo factor‚ÄĚ, dijo Doubleday. ‚ÄúPero algo est√° cambiando en una escala bastante grande que est√° dando una ventaja a los cefal√≥podos‚ÄĚ.

A medida que los oc√©anos contin√ļan cambiando, el destino a largo plazo de todos los organismos marinos sigue siendo incierto. Por ejemplo, la evidencia de laboratorio sugiere que la acidificaci√≥n del oc√©ano podr√≠a afectar el desarrollo de algunos cefal√≥podos. Y a medida que los calamares y los pulpos se convierten en una parte m√°s importante de las dietas humanas, estamos cosechando m√°s cefal√≥podos del mar que nunca.

Advertisement

Otra posibilidad extra√Īa es que los cefal√≥podos se volver√°n demasiado avariciosos y se quedar√°n sin comida. ¬ŅSi eso pasa? ‚ÄúSon muy can√≠bales, podr√≠an comenzar a comerse unos a otros si crecen demasiado‚ÄĚ, dijo Doubleday.

En resumen, es demasiado pronto para predecir si los pulpos continuar√°n en auge o si los oc√©anos se convertir√°n en un fren√©tico festival de canibalismo. Aun as√≠, si una raza inteligente de seres submarinos con tent√°culos termina por superarnos en el planeta, no podemos decir que no hubo se√Īales de advertencia.