Los pulpos están tomando el control de los océanos

24.1K
8
Save

Algo extraño le está pasando a los océanos. A medida que los arrecifes de coral se marchitan y colapsan, los pulpos se multiplican como locos. Tan pronto como perciban cierta debilidad, amasarán un ejército e invadirán la tierra también.

Bien, esa última afirmación es probablemente pura paranoia. Pero es un poco inquietante que los cefalópodos (calamares, pulpos, sepias) están en auge y los científicos no saben por qué. Un análisis publicado en Current Biology indicaba que numerosas especies en los océanos del mundo han aumentado en número desde la década de 1950.

Advertisement

La consistencia fue la mayor sorpresa”, dijo la autora principal del estudio, Zoë Doubleday, de la Universidad de Adelaide. “Los cefalópodos son notoriamente variables, y la abundancia de la población puede fluctuar enormemente, tanto dentro como entre las especies”.

Fue una de esas fluctuaciones salvajes la que inspiró el nuevo estudio. Hace unos años, la gigante sepia australiana, en la foto de arriba, experimentó un repentino y dramático choque demográfico. “Casi desaparecieron por completo”, dijo Doubleday a Gizmodo, y agregó que uno de sus coautores tuvo la idea de analizar los ciclos de auge y caída en otras poblaciones de cefalópodos para ver si había algún patrón. “No sabíamos cuánta información habría”, dijo Doubleday.

Reuniendo datos y estudios científicos previos, el equipo logró reunir información poblacional sobre 35 especies o géneros de cefalópodos que abarcan todas las regiones oceánicas principales desde 1953 hasta 2013. Si bien hubo una variabilidad año a año sustancial, y una pequeña cantidad de especies disminuyó, en general, muchas poblaciones de cefalópodos en muchas partes del océano han aumentado en número. (La sepia gigante australiana también ha comenzado a recuperarse).

Por tanto, ¿por qué los cefalópodos aumentan cuando casi todo lo demás en los océanos se está muriendo? Doubleday y sus coautores todavía están investigando, pero sospechan que tiene que ver con las altas tasas de rotación de la población. “Los cefalópodos tienden a explotar”, dijo Doubleday. “Si las condiciones ambientales son buenas, pueden explotar rápidamente porque crecen muy rápido”.

Advertisement

Una de las razones por las cuales las condiciones ambientales podrían haber mejorado es que los humanos están escogiendo a los principales competidores de los cefalópodos: los peces depredadores. Otros cambios a gran escala, como el calentamiento global, también podrían estar jugando un papel. “No creo que sea un solo factor”, dijo Doubleday. “Pero algo está cambiando en una escala bastante grande que está dando una ventaja a los cefalópodos”.

A medida que los océanos continúan cambiando, el destino a largo plazo de todos los organismos marinos sigue siendo incierto. Por ejemplo, la evidencia de laboratorio sugiere que la acidificación del océano podría afectar el desarrollo de algunos cefalópodos. Y a medida que los calamares y los pulpos se convierten en una parte más importante de las dietas humanas, estamos cosechando más cefalópodos del mar que nunca.

Advertisement

Otra posibilidad extraña es que los cefalópodos se volverán demasiado avariciosos y se quedarán sin comida. ¿Si eso pasa? “Son muy caníbales, podrían comenzar a comerse unos a otros si crecen demasiado”, dijo Doubleday.

En resumen, es demasiado pronto para predecir si los pulpos continuarán en auge o si los océanos se convertirán en un frenético festival de canibalismo. Aun así, si una raza inteligente de seres submarinos con tentáculos termina por superarnos en el planeta, no podemos decir que no hubo señales de advertencia.

Share This Story