Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Capturan un extraño tiburón sin piel nadando libremente por el Mediterráneo

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Antonello Mulas. Universidad de Cagliari

Un equipo de biólogos ha hecho un chocante descubrimiento frente a las costas de Cerdeña. Se trata de un pequeño ejemplar de tiburón que carece completamente de la piel característica de su especie. Las preguntas sobre el hallazgo son numerosas pero hay dos especialmente intrigantes: ¿Cómo sigue vivo? y ¿Cómo ha terminado así?

Advertisement

La piel es un órgano indispensable para cualquier ser vivo, y los tiburones no son una excepción. La piel de los escualos genera una mucosidad que los protege de infecciones bacterianas. También es, obviamente, una barrera protectora contra no pocos parásitos y depredadores. Sin embargo, este ejemplar de pintarroja bocanegra (Galeus melastomus) carece completamente delas estructuras que forman parte de la piel en un ejemplar normal. No tiene epidermis, ni dermis. Por no tener, tampoco tiene los dientes y dentículos presentes en un ejemplar normal. Pese a que su condición debería ser letal, el animal fue capturado con aparente buena salud y nadando tranquilamente a 500 metros de profundidad en aguas de Cerdeña.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Antonello Mulas. Universidad de Cagliari
Advertisement

La parte de la alimentación al menos la tenía resuelta. A pesar de carecer de dientes, las pintarrojas tienden a engullir enteras a sus presas. Lo que no encaja es que haya podido llegar a la edad adulta en esta condición. Los biólogos no saben exactamente cómo ha podido perder la piel de esta forma. Un primer grupo de hipótesis barajan causas ambientales relacionadas con la actividad humana. Quizá la ausencia de piel se deba a la exposición prolongada a sustancias contaminantes. El calentamiento de las aguas del Mediterráneo y el aumento progresivo de su acidez también podrían estar detrás, pero no se sabe con certeza.

El ejemplar capturado, comparado con un ejemplar normal.
El ejemplar capturado, comparado con un ejemplar normal.
Foto: Antonello Mulas. Universidad de Cagliari
Advertisement

Finalmente, la condición podría ser simplemente un fallo que se produjo de manera natural durante el desarrollo embrionario del animal. Los resultados preliminares del hallazgo acaban de publicarse en la revista Fish Biology, pero los investigadores siguen estudiando el ejemplar para tratar de averiguar el origen de su condición. Lo último que necesitamos ahora mismo es que empiecen a aparecer más tiburones sin piel en el Mar. [Fish Biology vía IFL Science]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter