Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El nieto de Jacques Cousteau quiere construir la Estación Espacial Internacional del mar

Ilustración para el artículo titulado
Ilustración: Yves Béhar / fuseproject / FCOLC

Fabien Cousteau, el nieto del legendario explorador y oceanógrafo Jacques Cousteau, está recaudando 135 millones de dólares para la construcción de una estación de investigación frente a la costa de Curazao. Se llama Proteus y es algo así como la versión submarina de la Estación Espacial Internacional.

Advertisement

Según la revista Smithsonian, Proteus se ubicará a una profundidad de 20 metros en un Área Marina Protegida del mar Caribe, y será el primer hábitat de investigación submarina que se construya en más de treinta años:

Fabien aprendió a bucear cuando tenía cuatro años. Explorador oceanográfico, defensor del medio ambiente y acuanauta (fue entrenado para vivir y trabajar bajo el agua), explica que una de sus mayores frustraciones son las importantes limitaciones del buceo como herramienta de investigación para los científicos oceánicos. Cuando se bucea desde la superficie, la cantidad de tiempo que se pasa de manera segura en aguas más profundas se limita a un promedio de dos horas por día. Con Proteus, dice: “Ahora, de repente, tendremos una casa en el fondo del mar y podremos salir al agua y bucear de 10 a 12 horas al día para hacer investigación, ciencia y grabaciones”.

En 2014, Fabien pasó 31 días en la Base Aquarius Reef, la última estación de investigación en pie. Construida en 1986, la base de 40 metros cuadrados se encuentra en el lecho marino de Cayo Largo en los Cayos de Florida. Allí experimentó los desafíos de vivir bajo el agua de primera mano: altos niveles de humedad, poca luz, sin alimentos frescos, sin ejercicio físico y aislamiento extremo. “Quería abordar todas las deficiencias y ofrecer algo que sea mucho más propicio para la exploración e investigaciones futuras tomando la mayor cantidad de elementos del mundo superior y llevándolos a un centro de investigación marina de última generación”, dice. “Esto requiere un diseño diferente”.

Advertisement

La estación ha sido diseñada por Yves Béhar y su firma fuseproject. Concebida como una plataforma de colaboración entre investigadores, académicos, agencias gubernamentales y corporaciones científicas de todo el mundo, Proteus es una base modular de 400 metros cuadrados con capacidad para 12 personas y su propio puerto de sumergibles.

La estación, que está basada en una espiral, se eleva sobre el irregular relieve marino mediante patas de diferente altura. Una serie de módulos se adjunta al cuerpo principal y se adapta a una variedad de usos, como laboratorios, dormitorios, baños, almacenes y una zona médica con sistemas de soporte vital.

El módulo más grande contiene una piscina lunar o “puerta líquida” (como las llamaba Jacques Cousteau), una apertura diseñada para que los buceadores salgan al exterior sin que entre agua en la estación. A diferencia de una estación espacial o un submarino, la presión del aire dentro de las estructuras submarinas se mantiene igual a la presión del agua en el exterior, lo que evita que el agua de mar entre en el hábitat. Esto permitirá que los acuanautas salgan a realizar sus investigaciones bajo el agua mediante buceo de saturación, una técnica que reduce el riesgo de enfermedad por descompresión.

Advertisement

Proteus tiene un segundo nivel conectado por una rampa para fomentar la actividad física y el movimiento de sus habitantes, así como espacios comunes para que socialicen y ventanas que captan la mayor cantidad de luz posible para ayudarlos a escapar del aislamiento.

También habrá un invernadero hidropónico (sería el primer invernadero submarino) que servirá para abastecer de alimentos a los acuanautas y, al mismo tiempo, realizar estudios científicos. Cousteau dijo a Forbes que los habitantes de Proteus respirarán “tres veces la cantidad de gas” que en la superficie, ya que el aire es más denso. Se sabe que esto acelera los procesos de curación, pero está por ver cómo afecta al crecimiento de las plantas.

Advertisement

Cousteau cree que 135 millones de dólares cubrirán la construcción de Proteus y los tres primeros años de operación, pero la subsistencia del proyecto dependerá de las universidades y empresas que alquilen módulos de la estación submarina para poner en marcha sus propias investigaciones.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter