El m√©dico Daniel Romero Mu√Īoz muestra el cr√°neo de Mengele a sus alumnos. Foto: AP

El infame doctor Mengele fue uno de los personajes m√°s siniestros de la Alemania nazi. En vida, realiz√≥ toda clase de¬†experimentos inhumanos con prisioneros del campo de concentraci√≥n de Auswitz. Tras su muerte, Brasil ha decidido no sepultar sus restos. Se usaran para ense√Īar medicina.

Advertisement

La historia de los restos de Mengele es casi tan larga como su vida. En 1949 se fug√≥ de Alemania para no ser juzgado por cr√≠menes contra la humanidad. Recal√≥ en Argentina, donde vivi√≥ casi diez a√Īos primero bajo pseud√≥nimo y luego con su nombre real.

Si logró librarse del tribunal fue porque oficialmente todos le daban por muerto. Sin embargo, el trabajo de cazadores de nazis como Simon Wiesenthal acabaron por descubrirle.

En 1959 Argentina acept√≥ una orden de extradici√≥n emitida por Alemania, pero Mengele hab√≠a huido a Paraguay. El servicio secreto israel√≠ (Mossad) lo busc√≥ durante a√Īos, pero finalmente cancel√≥ la operaci√≥n porque hab√≠a otras prioridades presupuestarias. Mengele muri√≥ en 1979 a los 67 a√Īos de edad tras sufrir un infarto cerebral mientras nadaba en la costa de Bertioga, Brasil. Fue enterrado como Wolfgang Gerhard, alias que usaba desde 1975.

Advertisement

Cr√°neo de Josef Mengele. Foto: AP.

Los restos de Mengele no se identificaron hasta 1985, cuando las autoridades de Brasil interceptar unas cartas en las que se mencionaba su nombre falso. Un examen genético posterior, en 1992, permitió confirmar su identidad. Nadie en Alemania solicitó la repatriación de sus restos, así que sus huesos han permanecido almacenados en el Instituto de Medicina Legal de Sao Paulo desde entonces.

La idea de usar sus huesos para estudiar anatom√≠a es de uno de los m√©dicos que practic√≥ su identificaci√≥n, el pat√≥logo Daniel Romero Mu√Īoz. El doctor Romero explica que su estudio no solo tiene que ver con el horrible pasado de la persona. Los restos son interesantes para una asignatura de patolog√≠a porque exhiben todo tipo de rasgos (una fractura de pelvis, sinusitis, abcesos dentales que √©l mismo Mengele se oper√≥...) que est√°n registrados en su historial m√©dico militar. Esa documentaci√≥n servir√° para ense√Īar a los estudiantes de patolog√≠a a identificar cad√°veres con mayor eficacia.

Advertisement

Luiza Tucci Carneiro, historiadora del Laboratorio Universitario para el Estudio de las etnias, el racismo y la discriminaci√≥n conf√≠a en que el estudio de los restos de Mengele tambi√©n sirva para ense√Īar historia y √©tica a los m√©dicos del futuro. [The Guardian v√≠a Science Alert]