El interminable debate de los teclados en móviles continua: físico o digital. Los entusiastas de BlackBerry y otros nerds de la vieja escuela están de un lado, mientras que, literalmente, todos los demás estamos del otro. Sin embargo, Tactus Technology piensa que no hay razón para no tener ambos – en el mismo dispositivo. Se trata de teclados físicos que brotan mágicamente frente a la pantalla. Después de muchos años de desarrollo finalmente están aquí.

La idea detrás de la tecnología es simple. Usando microfluidos (un término elegante para referirse a un tipo específico de aceite) logran que surjan pequeños montículos en la pantalla de una tableta o smartphone. Estos generan esa sensación de tener botones físicos. Además, cuando acabas de escribir, estos desaparecen y tu pantalla táctil regresa a su forma original. Hasta ahora, la tecnología había aparecido como un prototipo en varios CES, presentando un vídeo nuevo cada año; pero nada más.

Advertisement

Sin embargo, el primer paso para su comercialización ya está aquí y su nombre es Phorm. Antes de que te emociones, es importante decir que no se trata de la experiencia Tactus completa. En lugar de formar parte de la tableta, Phorm es una carcasa para iPad Mini. Y, en lugar de usar una batería para hacer que los montículos aparezcan mágicamente, utiliza un método más rústico: un interruptor en la parte trasera que llena cada bulto. Básicamente, una bomba.

Ahora, tampoco se trata de teclas. Los pequeños puentes que aparecen sobre las teclas son guías para ayudar a evitar errores tipográficos. En teoría es una buena idea, pero en la práctica no funciona del todo. Agregar otra capa de cristal frente a la pantalla solo hace que teclear sea un poco más difícil. Tienes que presionar con mucha fuerza si quieres que esta cosa funcione bien.

Advertisement

En segundo lugar, el interruptor en la parte trasera no funciona tan bien como debería y esto reduce algo de la magia. El hecho de tener que empujar una palanca para bombear el aceite a la parte frontal toma más tiempo de lo que debería. ¿La ventaja? No hay batería que pueda morir en el intento.

El último inconveniente es que los montículos de las teclas dejan marcas en la pantalla aún cuando están abajo. En ocasiones no se notan, pero si estás en la posición perfecta respecto a la luz, no podrás dejar de verlas nunca.

Dicho esto, la tecnología se vuelve otra cosa muy diferente cuando la ves integrada en el dispositivo. Un representante de Tactus me permitió jugar un poco con uno de sus prototipos que hace que las teclas aparezcan de manera automática cada que se despliega el teclado en la pantalla. Y el sistema es mucho más rápido. Esta es la promesa que Tactus ha estado anunciando durante estos años, pero Phorm se siente como una carcasa para tu iPad con una función extra que puedes mostrar en las fiestas.

Phorm comienza su preventa hoy con un precio de introducción de 99 dólares y comenzará a enviarse en el verano. Tactus afirma que tiene planes de de lanzar una versión para el iPhone 6 Plus. No recomendaría adquirirla en este punto, pero es un paso importante para una tecnología que ha sido puro humo durante mucho tiempo. Tal vez algún día esos teclados tan obstinados de BlackBerry puedan moverse a un teléfono no tan mediocre.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)