Foto: Elon Musk (Twitter)

El primer lanzamiento comercial del Falcon Heavy fue un √©xito total. El cohete m√°s potente del mundo insert√≥ un sat√©lite de comunicaciones en √≥rbita geoestacionaria y aterriz√≥ sus tres propulsores para volver a utilizarlos. Pero los cohetes no son lo √ļnico que SpaceX logr√≥ aterrizar.

Seg√ļn ha revelado Elon Musk en Twitter, las dos mitades de la cofia que proteg√≠a la carga √ļtil del cohete fueron recuperadas intactas en el oc√©ano Atl√°ntico. Eso significa que, tras el lanzamiento de ayer, cinco elementos del Falcon Heavy regresaron de forma aut√≥noma a la Tierra: los dos propulsores laterales, que aterrizaron en tierra firme; el n√ļcleo central, que aterriz√≥ sobre la barcaza Of Course I Still Love You en el Atl√°ntico; y las dos mitades de la cofia, que realizaron un amerizaje suave en el oc√©ano.

Cada mitad de la cofia tiene sistemas de avi√≥nica, propulsores de nitr√≥geno l√≠quido y paraca√≠das dirigibles. SpaceX no ha conseguido a√ļn que caigan sobre la red del barco Mr. Steven (ni siquiera despu√©s de instalar una red m√°s grande), pero esta vez la cofia est√° intacta y podr√° reutilizarse. Musk ha adelantado que volver√° a volar en una misi√≥n de Starlink este a√Īo.

En definitiva: éxito absoluto para una misión a la que el propio Elon Musk daba un 5-10% de probabilidad de fallar, puesto que era la primera vez que se probaban los propulsores Block 5 en un Falcon Heavy. Tanto los propulsores como la cofia se reutilizarán en futuras misiones.