El término "asequible" en impresoras 3D no se refiere exactamente a 200 o 300 euros/dólares. Estos equipos aún son caros. Pero que un fabricante como MakerBot, uno de los más sólidos en impresoras 3D, haya presentado un modelo pequeño por 1.375 dólares, es una señal de que, ahora sí, a las impresoras 3D les ha llegado el momento. Si llevas un tiempo con ganas de hacerte con uno de estos equipos, la Replicator Mini podría ser una gran opción.

Se trata de una versión más pequeña de la Replicator 2, que hasta ahora no bajaba de los 2.200 dólares. El nuevo modelo, más pequeño, supone recortar en casi 1.000 dólares el precio de su versión más completa. MarkerBot asegura que la Replicator Mini es igual de sencilla de utilizar y puede fabricar productos con dimensiones máximas de 10 x 10 x 12,5 centímetros.

Advertisement

Cuenta con conectividad WiFi y hasta una cámara en su interior (también conectada) para que puedas seguir en remoto el trabajo de impresión en curso. Estará disponible esta primavera por 1.375 dólares, aunque a ese precio tendrás que añadir todos los materiales para empezar a imprimir objetos en el salón de tu casa.

Además de la Mini, MakerBot ha anunciado una nueva versión de la Replicator 3D, simplemente llamada Replicator (debajo, desde 2.900 dólares) y la Replicator Z18 (última foto, 6.500 dólares), esta última pensada ya para trabajos profesionales.

Advertisement