Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Microsoft no ha abandonado los planes para una Xbox más barata y sin lector de discos

344
3
Save
Foto: Lukas Schulze/Getty Images

En junio, Microsoft anunció Project Scarlett, una nueva versión de la Xbox que, según la compañía, “subirá el listón de la potencia, la velocidad y el rendimiento de la consola”. Lo que Microsoft no dijo es que también está trabajando en otra, versión sin disco de la Scarlett cuyo nombre en código es Lockhart, según varias personas al tanto de los planes de la compañía.

Si esos nombres suenan familiares, es porque llevan un tiempo circulando. Los primeros rumores sobre la hoja de ruta de la próxima generación de Microsoft surgieron en 2018 y sugieren que el Proyecto Scarlett consistiría en dos modelos de Xbox: una llamada Anaconda de alto rendimiento y la Lockhart de gama baja. En junio de este año Microsoft anunció que Scarlett era una consola única de alta gama, lo que generó especulaciones y luego informes de que Lockhart había sido cancelado. En Kotaku, sin embargo se enteraron de que Lockhart todavía está en activo como una alternativa más barata y solo digital a Scarlett. Exactamente cómo sugieren los rumores originales.

Advertisement

Lo que no sabemos porque probablemente ni se ha decidido aún, son los precios. Es más fácil pensar en Anaconda cómo una sucesora de Xbox One X, y en Lockhart como una sucesora de Xbox One S, con una disparidad en rendimiento similar. Se espera que los desarrolladores de juegos apoyen tanto a Anaconda como a Lockhart. No falta quien teme que ello pueda obstaculizar el desarrollo de juegos de nueva generación en los próximos años.

Un desarrollador de juegos al tanto sobre el proyecto Lockhart ha comentado a Kotaku que la consola se compara con la PlayStation 4 Pro en términos de potencia gráfica en bruto, aunque hay otras diferencias clave que podrían compensar eso. Se dice que Lockhart tiene una unidad SSD como Anaconda y la próxima PlayStation 5 de Sony. Se espera que ello tenga un impacto significativo en los tiempos de carga. Los desarrolladores informados sobre Lockhart también dicen que tiene una CPU más rápida que cualquier consola de videojuegos actual, lo que podría permitir tasas de frames más altas, aunque hay otros factores que podrían no quedar claros hasta que la consola esté completamente finalizada, como la velocidad del reloj o el sistema de refrigeración.

Se dice que el objetivo de rendimiento propuesto para Scarlett es una resolución 4K a 60 cuadros por segundo en Anaconda, y una resolución 1440p a 60 cuadros por segundo en Lockhart. Esto no significa que todos y cada uno de los juegos en estas consolas estén a ese nivel. Solo es el objetivo que Microsoft ha planteado a los desarrolladores para que lo intenten alcanzar.

Es probable que Lockhart también sea la base para promocionar el nuevo servicio de transmisión xCloud de Microsoft y la suscripción a Xbox Game Pass, que permite a los usuarios acceder a una gran biblioteca de juegos incluidos todos los juegos nuevos de la compañía. Ambos servicios encajan perfectamente con una consola sin disco, y Microsoft ya ha empaquetado Xbox Game Pass con la versión solo digital de Xbox One S, que lanzó a principios de este año.

Advertisement

El equipo de Xbox no está hablando oficialmente de nada de esto. “No hacemos comentarios sobre rumores o especulaciones”, dijo un portavoz de Microsoft en un correo electrónico a Kotaku anoche.

El equipo de Xbox ha guardado silencio sobre sus planes de próxima generación en los meses posteriores al anuncio de Scarlett en el E3. De hecho lo han guardado tan bien que en los últimos meses algunos desarrolladores se han quejado sobre falta de comunicación por parte de la compañía. Muchos dicen que ya han recibido kits de desarrollo para la PS5, con el nombre en código de Prospero. Las imágenes de esos devkits ya se han filtrado por todas partes. Los desarrolladores explican que los kits de desarrollo Scarlett, por contra han sido mucho más difíciles de conseguir, aunque la mayoría de los que están trabajando en juegos de próxima generación tienen una idea aproximada de a qué tipo de especificaciones técnicas deben apuntar.

Advertisement

Durante muchos meses, han circulado rumores sobre las diferencias de rendimiento entre Scarlett y la PlayStation 5, y los expertos han especulado sobre qué consola será más robusta. Lo que ha quedado claro, según nuestras conversaciones con los desarrolladores, es que todavía no hay una respuesta directa a esa pregunta. El consenso común es que ambas consolas tienen especificaciones más o menos similares, y que las mayores diferencias pueden radicar en otros factores, como las características del sistema operativo o las pequeñas ventajas técnicas que Sony o Microsoft mantienen en secreto. La pregunta más grande y quizás más importante es la que aún no tiene una respuesta final: ¿cuánto costarán estas consolas?

Advertisement

Mientras tanto, ambas compañías tenían centrada su atención en la entrada de Google en el mercado de los videojuegos después de que comenzaran a circular rumores a principios de 2018 de que el conglomerado tecnológico estaba haciendo algo grande. En los últimos años, varios desarrolladores han comentado que tanto el personal de PlayStation como el de Xbox hablaban con frecuencia sobre los planes de Google. Después del tibio lanzamiento de Stadia el mes pasado, la amenaza de Google parece haberse exagerado mucho. La próxima generación de consolas seguirá siendo una batalla entre Sony y Microsoft, y será una de las más importantes de 2020.

Share This Story

Get our newsletter