Una de las escenas más memorables de la película Her es la del protagonista, Theodore Twombly, jugando en su salón a un videojuego de exploración con controles gestuales y por voz. La idea y diseño del juego es de David OReilly, artista y director residente en Los Ángeles, y funciona como metáfora de la búsqueda emocional del protagonista y contrapunto a la personalidad cálida y humana de la inteligencia artificial a la que pone voz Scarlett Johansson.

Tras el estreno de la película, OReilly comenzó a considerar seriamente la posibilidad de crear un juego. Y finamente lo ha hecho, aunque más bien habría que considerarlo como un proyecto artístico. Mountain, disponible desde hoy para Mac, PC, Linux e iOS, es un simulador de una montaña en la que el usuario apenas tiene control alguno. Sólo puede limitarse a seguir la vida de este ecosistema, que se genera de manera aleatoria tomando como base la respuesta emocional a unas preguntas iniciales. [vía Mountain]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)