Nintendo ha desvelado hoy las expectativas de ventas para su año fiscal actual (termina el 31 de Marzo) y la foto general no es bonita. Lo más preocupante es su nueva previsión de ventas de la Wii U: de 9 millones de unidades que esperaba vender a 2,8 millones que ahora dice que venderá al cierre de ejercicio. Un 69% menos.

La compañía asegura además que entrará en pérdidas para el año completo: 240 millones de dólares en pérdidas netas. El recorte en las cifras de venta de la 3DS es menor, sobre todo por el tirón en EE.UU. y la campaña de Navidad. Aún así también hay un descenso importante respecto a lo que Nintendo predijo inicialmente. De los 18 millones de 3DS que esperaba vender en todo el mundo hasta el próximo 31 de Marzo, a los 13,5 millones que ahora espera anunciar, un 25% menos.

Advertisement

En definitiva, y con pocos meses para que se termine el año fiscal de la compañía, las cifras muestran que Nintendo ya no confía como antes en el impulso de la Wii U. Y la pregunta es inevitable: ¿ahora qué? [Fuente: Nintendo (PDF)]