Nintendo confirmaba hace unas horas que, por fin, va a dar el salto a smartphones. Tras el anuncio, eran varios los que se apresuraban a celebrar que títulos de franquicias históricas de la compañía como Zelda o Super Mario llegarían por fin a iOS y Android. La realidad, por suerte o por desgracia, es bastante diferente.

Advertisement

Lo que Nintendo ha dicho, en concreto, es que están preparando nuevos juegos basados en las IPs que ya tienen activas. Es decir, no serán ports ni adaptaciones en HD de títulos ya existentes y bien conocidos como Zelda Ocarina of Time o Super Smash Bros. por poner un par de ejemplos conocidos. En su lugar, lo más probable es que veamos pequeños mini juegos como Pokemon Shuffle (si no ese mismo) adaptados a las principales plataformas móviles.

Pokémon Shuffle es, en el fondo, un refrito del clásico Bejeweled pero con los personajes y animaciones propias de Pokémon. Fue lanzado el pasado mes de febrero, ya está disponible para Nintendo 3DS y ha sido el primer experimento de la compañía en territorio free-to-play, cualquiera puede bajarlo y jugarlo. Es complicado anticiparlo en frío, pero si tuviese que apostar, diría que la mayoría de títulos de Nintendo que llegarán a iOS y Android seguirán ese esquema: aplicaciones gratuitas con compras in-app.

El objetivo parece, de hecho, que sirvan más como promoción de títulos de Nintendo y de su respectivo ecosistema de hardware, la Nintendo 3DS y la Wii U, que como juegos completos independientes. No quiere decir, con todo, que vayan a ser malos juegos, simplemente pequeñas perlas aquí allá sin demasiada innovación con toda la identidad visual de Super Mario, Zelda, Pokémon y compañía.

Advertisement

¿Es un primer paso para ver, en un futuro, ese deseado Super Mario corriendo en iPhone o en un Android? Es posible, y me parece que así será, pero de momento es un futuro que queda lejano.

Click here to view this adampash.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)