Imagen: Peretz Partensky via Flickr

Parece que cada semana tenemos noticias de un nuevo reto viral entre los adolescentes. Estos retos pueden causar heridas realmente graves y hasta la muerte. Aunque a estas alturas no sorprenda, el último reto es diferente y escalofriante: se trata de jugar con armas de verdad. ¿El resultado? Un chico con una bala a la cabeza.

El reto se llama el “No Lackin Challenge” y requiere armas de verdad. Para jugar, una persona saca un arma y la apunta a un amigo, que se supone que también tiene que sacar su propia arma. Este es el momento en el cual las personas se ríen. Nadie jamás aprieta el gatillo. No obstante, en Memphis, Tennessee esta semana, Sherman Lackland rompió las reglas del reto por accidente. Apretó el gatillo, y disparó a su amigo en la cabeza.

“Escuché una detonación y luego vi al chico que estaba en frente de él caerse al suelo”, comentó Thomas Fitzpatrick, que fue testigo al incidente.

De acuerdo con el informe policial, Lackland, de 21 años, estaba en la cafetería E’s esta semana con dos amigos. El joven estaba jugando al No Lackin Challenge cuando supuestamente disparó a su amigo de 17 años por accidente.

Advertisement

Fitzpatrick, el testigo, dijo que Lackland se volvió histérico después de la detonación. Cogió a su amigo y le decía que se levantara. Luego, según el testigo, Lackland empezó a tirar las banquetas de la cafetería.

La policía ha acusado a Lackland de cometer delitos criminales, entre los cuales están la agresión grave, imprudencia temeraria y posesión ilícita de armas.

Advertisement

El joven al que disparó Lackland está en situación crítica.

[Fox 19]