El ciclo de renovaci√≥n del iPhone es uno de los m√°s predecibles del mercado (encaja con los contratos bienales de las operadoras estadounidenses). Desde el iPhone 3G, Apple redise√Īa el tel√©fono cada dos a√Īos y lanza un modelo ‚Äús‚ÄĚ ‚ÄĒm√°s r√°pido, con mejor c√°mara‚ÄĒ en el a√Īo de en medio.

Advertisement

Eso no va a ocurrir con el iPhone 7, seg√ļn publicaba Nikkei hace un par de semanas y corrobora hoy el Wall Street Journal. Se esperan los habituales cambios internos, una c√°mara mejorada ‚ÄĒquiz√°s doble, como la del Huawei P9‚ÄĒ y la rumoreada ausencia de la toma de auriculares; pero ver√≠amos pocos cambios est√©ticos, entre ellos la desaparici√≥n de las l√≠neas de la antena y un mil√≠metro menos de grosor aprovechando el espacio ganado al minijack.

Apple se estar√≠a reservando el gran redise√Īo para 2017, el a√Īo del d√©cimo aniversario de iPhone. Para entonces se espera un tel√©fono con cuerpo de cristal, pantalla OLED, una nueva generaci√≥n de 3D Touch y, por primera vez, un iPhone sin bot√≥n home, con el lector de huellas incorporado en la pantalla. Seg√ļn el WSJ, Jony Ive ‚ÄĒjefe de dise√Īo de Apple‚ÄĒ lleva a√Īos apostando por un iPhone que parezca una simple l√°mina de cristal. [Nikkei, Wall Street Journal]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.