Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Instagram

Una broma recurrente en Instagram es hacer creer a tus seguidores que estás probando una nueva función de preguntas anónimas con la que pueden escribirte cualquier cosa sin revelar su identidad. A juzgar por las búsquedas de Google, la mecánica se hizo viral en abril y resurgió con fuerza en mayo, pero continúa siendo una tendencia en TikTok, por lo que más usuarios están probándola con sus seguidores, que de nuevo vuelven a caer en la trampa.

Advertisement

“Cuando usas el sticker de preguntas, puedes ver las respuestas de tus amigos en la lista de espectadores de tu historia”, explicó a Fast Company un portavoz de Instagram. “Pero no hay una versión anónima de la pegatina de preguntas”.

El sticker de preguntas anónimas que quizá hayas visto en las historias de tus amigos de Instagram es un simple engaño. Las frases “Pregunta algo de forma anónima” y “El usuario no verá tu identidad” han sido añadidas por el usuario al módulo de preguntas convencional, que en ningún caso es anónimo (como la propia Instagram te indica antes de que le envíes un comentario).

Advertisement

Esta no es la primera broma relacionada con Instagram que se hace viral en TikTok. Otros vídeos animan a crear montajes para hacer creer a la gente que Instagram notifica las capturas de pantalla. Otra broma consiste en convencer a la gente de que edite su nombre de Instagram con una frase vergonzosa sin explicarles que Instagram bloquea durante 14 días los cambios de nombre.

Advertisement

Tampoco es la primera vez que las preguntas de Instagram generan confusión. Cuando la compañía lanzó el nuevo sticker en 2018, mucha gente pensó que los mensajes eran anónimos y escribió cosas como “me re mil gustas y nunca me animé a decirte” o “cornuda, hace meses me hablo con tu novio”. La confusión dio para varios días de risas (o de bochorno, dependiendo del punto de vista).

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter