Microsoft ha confirmado un fallo de seguridad desconocido hasta ahora que afecta a todas las versiones del navegador Internet Explorer, desde la 6 a la 11. Es decir, millones de ordenadores en todo el mundo están en peligro de recibir ataques informáticos a través de esta vulnerabilidad.

Los ataques que hacen uso de esta vulnerabilidad se están centrando en las versiones 9, 10 y 11 de IE. Básicamente intentan conducir al usuario a una página web infectada, donde el atacante puede ejecutar de forma remota un código malicioso que lleve a corromper los datos y memoria del ordenador. Según explica Microsoft:

Se trata de una vulnerabilidad de ejecución de código en forma remota. Existe cuando Internet Explorer intenta acceder a un archivo en la memoria del ordenador que ha sido eliminado o no se ha ubicado correctamente. La vulnerabilidad podría corromper la memoria permitiendo al atacante ejecutar código arbitrario dentro de Internet Explorer. Un atacante podría crear también una página web especialmente diseñada para tomar ventaja de esta vulnerabilidad y convencer al usuario de acceder a la misma.

Microsoft asegura estar investigando el problema y lanzará una actualización para solucionarlo. Y más vale que sea pronto porque, según la firma de seguridad Fire Eye, en torno al 26% de los ordenadores en todo el mundo utilizan las versiones de IE 9, 10 y 11. Si añades las versiones 6, 7 y 8, el porcentaje se dispara al 56%. Y un recordatorio: si aún estás utilizando Windows XP e IE, dado que XP ya no está oficialmente soportado por Microsoft, lo mejor es que abandones de una vez por todas el sistema operativo. [vía Microsoft]