Foto: Stephen Brashear (Getty)

El desastre en el que se ha convertido el lanzamiento del nuevo Boeing 737 Max tiene un nuevo cap√≠tulo que a√Īade a√ļn m√°s tierra sobre la aeronave. Se ha detectado un nuevo fallo de seguridad diferente del que provoc√≥ los accidentes. El resultado no se ha hecho esperar: m√°s cancelaciones.

United Airlines anunci√≥ el mi√©rcoles su intenci√≥n de extender las cancelaciones anteriores hasta el 3 de septiembre, seg√ļn The Guardian. Mientras tanto, Southwest Airlines, que previamente hab√≠a anunciado cancelaciones hasta principios de septiembre, a√Īadi√≥ en un comunicado que retirar√≠a los 737 Max de su programa hasta el 1 de octubre. La aerol√≠nea dijo que los cambios afectar√≠an a unos 150 vuelos por d√≠a.

Advertisement

Los anuncios se producen en medio de informes de que los pilotos de prueba de la Administraci√≥n Federal de Aviaci√≥n (FAA por sus siglas en ingl√©s) descubrieron un nuevo problema cr√≠tico de seguridad en el sistema de software anti-bloqueo del 737 Max, llamado MCAS, durante las simulaciones de vuelo. Seg√ļn una fuente familiarizada con el asunto que habl√≥ con el Washington Post, a los pilotos les preocupaba que no pudieran ‚Äúseguir r√°pida y f√°cilmente los procedimientos de recuperaci√≥n requeridos‚ÄĚ.

La FAA dijo en un comunicado el mi√©rcoles que ‚Äúencontr√≥ un riesgo potencial que Boeing debe mitigar‚ÄĚ. El Washington Post inform√≥ que el fallo estaba separado de la que se sospechaba que hab√≠a jugado un papel importante en dos siniestros que causaron la muerte de 346 personas.

Boeing dijo el mi√©rcoles que est√° trabajando en una soluci√≥n para el problema del software que ‚Äúreducir√≠a la carga de trabajo del piloto al tener en cuenta una posible fuente de movimiento del estabilizador no ordenada desde cabina‚ÄĚ.

Durante la revisi√≥n de la FAA de la actualizaci√≥n del software del 737 MAX y tras las recientes sesiones de simulador, la Administraci√≥n Federal de Aviaci√≥n (FAA) identific√≥ un requisito adicional que ha pedido a la compa√Ī√≠a que a√Īada a los cambios de software que ya estamos implementando a lo largo de los √ļltimos ocho meses. Boeing est√° de acuerdo con la decisi√≥n y solicitud de la FAA, y est√° trabajando en el software requerido.

Advertisement

La FAA oblig√≥ oficialmente a los aviones a permanecer en tierra en marzo, y no est√° claro cu√°ndo volver√°n a recibir autorizaci√≥n para un vuelo comercial. La FAA dijo esta semana que est√° ‚Äúsiguiendo un proceso exhaustivo, no un plazo prescrito‚ÄĚ al revisar la aeronave.

Mientras esperan la aprobaci√≥n de la FAA, tanto las aerol√≠neas como Boeing parecen estar dispuestos a hacer cualquier cosa para ayudar a enmendar la reputaci√≥n destrozada de sus 737 Max y convencer a los clientes de que son seguros para volar. Boeing dice que est√° abierto a cambiar el nombre de los aviones si eso ayuda a revisar la marca. Mientras tanto, American Airlines, que recientemente extendi√≥ sus propias cancelaciones de vuelos hasta principios de septiembre, parece estar dispuesta a meter a sus propios ejecutivos en los aviones para tranquilizar al p√ļblico.