Imagen: Scotty ( Amanda Kelley)

Un grupo de paleontólogos en Canadá acaba de identificar al Tyrannosaurus rex más grande conocido hasta la fecha: su nombre es Scotty, medía 13 metros, y tendría un peso aproximadamente de 8.800 kilogramos, según un cálculo utilizando los huesos del muslo.

Tal y como ha explicado el paleontólogo Scott Persons de la Universidad de Alberta en Canadá:

Este es el rex de rexes. Hay una considerable variabilidad de tamaño entre el Tiranosaurio. Algunos eran más langosos que otros y otros más robustos. Scotty ejemplifica el robusto, un poco más fuerte que otros especímenes de T. Rex.

En cuanto a los huesos, no son realmente nuevos. En realidad fueron descubiertos en Saskatchewan en 1991, pero como se encontraban incrustados en una zona arenisca bastante sólida la excavación fue un proceso lento y minucioso que duró más de una década.

Luego, los paleontólogos tuvieron que volver a unir los huesos, otro proceso igual de lento y minucioso que ha llevado a importantes hallazgos. Por ejemplo, ahora se sabe que Scotty (llamado así por la botella de whisky escocés que se abrió para celebrar el descubrimiento inicial del esqueleto) era excepcionalmente viejo, de hecho, habría vivido más tiempo que cualquier otro T. rex descubierto hasta la fecha.

Advertisement

Los paleontólogos pueden resolver esto observando los huesos de un dinosaurio. Las variaciones anuales en el clima y la disponibilidad de alimentos retardarían el crecimiento óseo, lo que resulta en un anillo. Estos anillos, al igual que los de un tronco de árbol, pueden contarse para estimar la edad de la muerte de un dinosaurio.

Más datos: los huesos de Scotty tenían lesiones extensas que mostraban signos de curación. Esto significa que el animal que vivió hace 66 millones de años en el Cretácico se metió en “problemas”, y de alguna manera sobrevivió.

Advertisement

“Problemas” que le llevaron a tener lesiones como costillas rotas, una infección en la mandíbula y marcas en la cola que podrían deberse a una mordedura infligida por, quizás, otro T. rex en una batalla. [The Anatomical Record vía ScienceAlert]