Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Este cráneo revela el espantoso castigo que sufría un condenado antes de morir en la Inglaterra antigua

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Garras Cole/Antiquity

Aparentemente es solo el cráneo de una mujer anglosajona, pero tras años de estudio los arqueólogos han revelado qué le ocurrió como castigo poco antes de su muerte. Su pecado: posiblemente robó, cometió adulterio o violó una ley.

Advertisement

El cráneo, descubierto por primera vez en la década de 1960 en Oakridge, cerca de la ciudad inglesa de Basingstoke, comenzó a estudiarse unas décadas después por un equipo de arqueólogos del University College London y la Universidad de Oxford.

Sus resultados recientemente publicados en la revista Antiquity revelan la oscura historia de una joven mutilada de forma espantosa en la Inglaterra anglosajona.

Advertisement

Se cree que el cráneo data de entre el 776 y el 899 d.C., y que pertenecía a una joven que murió entre los 15 y los 18 años debido al desarrollo dental y del cráneo, el cual revela un patrón distintivo de daño que sugiere que su nariz y labios se cortaron intencionalmente, y luego le arrancaron el cuero cabelludo.

Además, la falta de cicatrización alrededor de las heridas sugiere que la mujer murió poco después de la mutilación, muy probablemente como resultado de sus heridas. Según el estudio:

No cabe duda de que la víctima murió en el momento, o poco después, del evento traumático.

Advertisement

En cuanto a la gran pregunta, ¿qué llevó a esta espantosa muerte de la joven? Los historiadores apuntan que dada la naturaleza de las lesiones y el hecho de que las mutilaciones se usaban a menudo en la Inglaterra anglosajona como castigo, comenzaron a revisar documentos históricos para ver si las lesiones podían estar relacionadas con leyes arcaicas.

Encontraron que el código de la segunda ley de King Cnut (1016 a 1035 d.C.) decía que a las personas que cometían un delito “mayor que el robo” debían quitarle los ojos, la nariz, las orejas, el labio superior y el cuero cabelludo. Si era una mujer que cometía adulterio las leyes decían que debían arrancarle la nariz y las orejas. Además, el tercer código de ley del rey Edmund (921 a 946 d.C.) decía que los esclavos ladrones debían recibir el castigo de arrancarles el cuero cabelludo y la mutilación del dedo meñique.

Advertisement

Los investigadores no pueden saber con exactitud la culpabilidad que llevó a esta agonía, pero certifican que muestra los primeros registros de este tipo de castigos en Inglaterra, lo que sugiere que la espantosa práctica es más antigua de lo que se creía anteriormente. [Antiquity vía IFLScience]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter