Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Encuentran el esqueleto de un panda dentro de la tumba de emperador chino de 2000 años

Es muy poco probable que el animal haya terminado allí por accidente

We may earn a commission from links on this page.
Encuentran un panda en el interior de una tumba de un emperador chino
Panda
Image: Johannes Asslaber (Shutterstock)

El hallazgo, al menos en un primer momento, arrojó más preguntas que certezas. ¿Qué demonios hacían los restos de un panda gigante en el interior de la tumba de un emperador chino de 2000 años de antigüedad?

Lo primero que han explicado los investigadores es que es muy poco probable que el animal haya terminado aquí por accidente, de hecho, la suposición que gana más enteros dice que el oso encontrado por un equipo de investigadores del Instituto de Arqueología de la Academia China en el Mausoleo del Emperador Wen cerca de Xi’an, fue enterrado junto al estimado líder para hacer alarde de su riqueza y poder.

Advertisement

Para entenderlo debemos retroceder en el tiempo. Xi’an, además de ser la capital de la dinastía Han occidental desde el 206 a. C. hasta el d. C., fue el punto de partida original de la Ruta de la Seda, donde comerciantes de tierras lejanas intercambiaron bienes e ideas. Por su parte, Wen gobernó la dinastía Han Occidental desde el 180 a. C. hasta el 157 a. C. Un emperador al que se le considera exitoso y cuyo reinado se caracteriza por la paz y la prosperidad.

Tras su muerte, los rumores decían que estaba enterrado en las montañas cercanas a Xi’an, pero los estudios demostraron que estos se debían a la mala interpretación de los antiguos registros históricos. Es más, no fue hasta 2021 que los arqueólogos descubrieron el lugar del entierro unos kilómetros hacia el sur en el distrito Baqiao de Xi’an.

Advertisement
Advertisement

Y entre los hallazgos encontrados en las excavaciones, descubrieron una tumba rodeada por 110 pozos donde se enterraron más de 1500 artefactos arqueológicos, incluidas figurillas de cerámica, sellos de bronce, artículos de hierro, carros de bronce y caballos. Y luego, por supuesto, el panda. Según los expertos en arqueología del proyecto:

“El esqueleto del panda gigante desenterrado en el pozo de sacrificio de animales está muy completo, con la cabeza mirando hacia el mausoleo imperial y la cola mirando hacia el oeste. Este debería ser un panda gigante en la ladera norte de las montañas Qinling.

Cuentan los expertos que a lo largo de la historia del país, estos animales han sido considerados criaturas nobles, perfectas para simbolizar la riqueza y el poder de las élites. Además, en la década de 1970 también descubrieron el cráneo de un panda enterrado fuera de la tumba de la emperatriz viuda Bo, la madre del emperador Wen de Han.

Por todo ello, y como también ocurría con los antiguos egipcios, a quienes les gustaban especialmente los entierros de animales y las tumbas de adoración con estos momificados, la teoría de enterrarlo junto al emperador para alardear de riqueza y poder sea la más probable.