Foto: Andrew Harnik (AP)

Con el cierre del gobierno, Donald Trump ha estado buscando formas de distraer al pĂşblico tras su fracaso sobre CONSTRUIR EL MURO, y un viaje a Irak parecĂ­a que iba a ser una excelente publicidad para mejorar su imagen en un momento crĂ­tico como Ă©ste. Seguramente creĂ­as que serĂ­a incapaz de joder algo asĂ­, Âżverdad?

Desafortunadamente para la administraciĂłn, cualquier buena voluntad que pudiera haber tenido la visita del presidente se ha visto minada por el hecho de que al parecer ha revelado las identidades de un equipo secreto de Navy SEAL. Trump publicĂł un vĂ­deo en Twitter en el que se mostraba las caras del equipo, que, segĂşn el experto en seguridad nacional de Newsweek, James LaPorta, se trata de una violaciĂłn de la seguridad operacional.

Trump voló a Irak la noche de Navidad y aterrizó ayer. Visitó la base aérea de Al Asad, en las afueras de Bagdad, donde habló con un grupo de unos 100 soldados estadounidenses, la mayoría de los cuales eran fuerzas de operaciones especiales. El vídeo resultante, publicado en la cuenta de Twitter del presidente después de abandonar el espacio aéreo iraquí, parece mostrar varios SEAL de la Marina de los Estados Unidos que están en Irak en misiones secretas.

Esto publicaba Newsweek:

SegĂşn la prensa, los detalles del viaje sufrieron un embargo hasta que el presidente terminĂł de hablar con un grupo de alrededor de 100 soldados de operaciones especiales, en su mayorĂ­a estadounidenses, que participaban en operaciones de combate en Irak y Siria.

Trump se detuvo para sacarse un selfie con el teniente comandante de la Marina de los Estados Unidos, Kyu Lee, que dijo que era el capellán del Equipo Cinco de los SEAL, con sede en Coronado, California. Según el capellán, Trump le dijo: “Oye, en ese caso, vamos a sacar una foto”.

Después de que Trump abandonase el espacio aéreo iraquí, el presidente publicó un vídeo en su cuenta de Twitter junto con las fuerzas estadounidenses durante su visita a Irak. El vídeo muestra al presidente y a la primera dama posando con miembros de servicio que parecen pertenecer al equipo de los SEAL.

Advertisement

El presidente tiene el poder para desclasificar informaciĂłn, lo que significa que publicar el vĂ­deo no es un delito. Sin embargo, revelar las identidades de las fuerzas especiales que se encuentran actualmente en servicio es una violaciĂłn del protocolo y podrĂ­a poner en peligro a las tropas, segĂşn funcionarios del Departamento de Defensa.

“La seguridad operacional es el aspecto más importante del despliegue de personal. Los nombres, rostros e identidades reales del personal involucrado en operaciones o actividades especiales, por lo general son un secreto muy bien guardado en una zona de combate”, dijo a Newsweek Malcolm Nance, un ex especialista en inteligencia de la Marina de los Estados Unidos. “Revelarlos de manera casual a través de un uso inusual de los medios de comunicación... podría generar un auge de la propaganda si cualquiera de estas personas es detenida por un gobierno hostil o capturada por un grupo terrorista. No tendrían forma de negar quiénes son y a qué se dedican”.

“El despliegue de fuerzas de operaciones especiales, incluidos los SEAL de la Marina, son casi eventos clasificados [sic] ... para proteger a los hombres y mujeres que están al frente de todos los conflictos abiertos y encubiertos en los que participan los Estados Unidos” dijo un funcionario del Departamento de Defensa a Newsweek. “Incluso durante las demostraciones de operaciones especiales para las delegaciones del Congreso o para el presidente, el personal tiene la cara cubierta o se difumina digitalmente antes de su divulgación al público general”.

Advertisement

A dĂ­a de hoy, el mensaje de Twitter que muestra la identidad de las fuerzas especiales no ha sido borrado.