Pewdiepie da la mejor lección sobre el dinero que oirás en mucho tiempo

Tanto si te gusta el fenómeno youtuber como si lo odias, tienes que ver este vídeo. Es del sueco Felix Kjellberg, más conocido como Pewdiepie. Él es el youtuber más popular de Internet: casi 40 millones de suscriptores y 9.000 millones de visitas. Ahora se sabe cuánto cobró en 2014: $7,4 millones. Y lo mejor es su explicación sobre el dinero.

Advertisement

La cifra de los 7,4 millones de dólares la ha publicado el periódico sueco Expressen, y causado una avalancha de comentarios en Internet. Muchos negativos y en la misma línea: “¿cómo es posible que una persona que, básicamente, se dedica a grabar vídeos de sí mismo jugando y gritando a una pantalla gane 7,4 millones al año?” La publicación de la cifra ha tenido tanta repercusión online que Kjellberg se ha visto obligado a hacer un vídeo explicando su postura sobre el dinero. Y no tiene desperdicio.

Pewdiepie deja claro que justo el dinero es el tema sobre el que no ha querido hablar durante los últimos 5 años que lleva haciendo vídeos. El motivo: no es lo que realmente le importa. Ni ahora, que es millonario, ni cuando estaba trabajando vendiendo perritos calientes antes de convertirse en un fenómeno online mundial. Empezó a grabar vídeos sobre videojuegos por una sencilla razón: es lo que más le gustaba hacer, lo que realmente le apasionaba.

No me malinterpretes, no odio el dinero. No voy a mentir diciendo que no me importa, nos importa a todo el mundo, pero cuando empecé haciendo vídeos estaba en la universidad, con un préstamo para pagarme los estudios, no podía ni permitirme tener un buen ordenador para grabar mis partidas”, explica Kjellberg. Y cuenta cómo dejó la universidad y tuvo que buscar un trabajo para ganarse la vida, lo que pudo encontrar, vendiendo hotdogs. Para él no fue ningún trauma, dice, todo lo contrario. Por primera vez podía ganar algo de dinero y en sus ratos libres hacer lo que de verdad le gustaba: vídeos sobre videojuegos.

Advertisement

Eso fue hace algo más de cinco años. En aquel momento no había nadie realmente popular haciendo vídeos en YouTube de videojuegos ni Pewdiepie sabía que iba a poder ganar dinero con ello. No dejó los estudios para dedicarse a ello “profesionalmente”. Esa opción ni siquiera existía en aquel momento. Lo hacía porque, simplemente, le apasionaba. Su talento para los vídeos, el momento en el que empezó y otros factores hicieron el resto. Hoy, 5 años después, el dinero es solo una consecuencia.

Advertisement

Realmente creo que el dinero no te hace feliz. Soy igual de feliz ahora que hace 5 años. Estoy feliz que ahora no me tengo que preocupar de pagar la renta, antes era un gran problema. Pero aparte de eso, no cambia mucho. Y ver que a tanta gente le haya molestado saber lo que gano es triste, es una pérdida de tiempo”.

Pewdiepie de hecho selecciona en el vídeo algunos de los infinitos comentarios de haters que le insultan simplemente por haber llegado a donde está. Y sus respuestas tampoco tienen desperdicio.

Advertisement

Recuerdo que el primer vídeo de Pewdiepie que vi fue uno en el que jugaba a Flappy Bird (debajo, a partir del minuto 4:06). Sí, ¡llegué un poco tarde! Pero creo que fue el primero de un youtuber de gaming con el que me reí de verdad. Me pareció diferente, genuino, natural. Supongo que es esa sensación inicial difícil de describir cuando ves algo o alguien con talento: no sabes qué es, pero sabes que tiene gancho. Tal vez es justo eso lo que millones de personas en todo el mundo han visto también en Kjellberg.

En resumen: talento, honestidad y pasión por lo que uno hace. No te preocupes por el resto. Viene solo. O no. Da igual. Lo que importa de verdad es lo primero.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story