Screenshot: YouTube

En la vida real se llama Doug y es (o era) guardia de seguridad. En Internet se hace llamar Paul Flart y su especialidad son los pedos. Su perseverancia en este campo le ha catapultado a la fama pero ha tenido un efecto inesperado: acaban de despedirle de la empresa en la que trabajaba y ventoseaba.

Advertisement

Flart es uno de esos artistas incomprendidos que solo el tiempo pondr√° en el lugar que se merece. Llevaba m√°s de seis meses publicando v√≠deos de sus poderosas flatulencias en Instagram. Los clips, todos id√©nticos en formato, muestran un primer plano de su rostro, a veces imp√°vido, otras mayest√°tico, y otras sorprendido ante su propio y tit√°nico poder. De fondo, sin m√ļsica o presentaciones que lo contaminen, podemos apreciar el prolongado y a veces gorgoteante sonido de su esfinter. Bello.

Hasta ahora, el arte de Flart hab√≠a pasado bastante desapercibido, pero un v√≠deo publicado en Reddit que recopila sus mejores momentos cambi√≥ todo eso. De la noche a la ma√Īana se convirti√≥ en una estrella. Desafortunadamente, la fama lleg√≥ a o√≠dos de la empresa en la que trabaja.

Al d√≠a siguiente de su explosi√≥n en Reddit, Flart fue interceptado por su supervisor cuando se dirig√≠a al trabajo. Sospechando lo que iba a ocurrir, el artista grab√≥ en directo la conversaci√≥n. La compa√Ī√≠a quiso aclarar que no lo desped√≠a por ventosear furiosamente en el lugar de trabajo, sino por el hecho de grabarlo y publicarlo online con cosas como el logo de la empresa a la vista.

Doug se ha tomado el despido con considerable estoicismo y ha comentado con sus fans la idea de proseguir con su actividad artística y vender merchandising. En Reddit le han recomendado darse a conocer en televisión. Quién sabe lo que le depara el futuro a esta nueva estrella viral. [vía Mashable]