Su nombre completo es Old Man Bacon, pero sus allegados le dicen Bacon para acortar. Bacon es un perro mestizo al que la genética ha decidido regalar un gesto de constante preocupación. Su peculiar cara ya lo ha convertido en una estrella de Instagram y el heredero por derecho del trono de Grumpy Cat.

Advertisement

Bacon es una mezcla de Pekinés, Dachshund y Chihuahua. Pese a su perpetuo gesto de consternación y angustia interior, es un perro feliz que vive junto a su familia en Florida. No tardará en convertirse en meme. A continuación algunas de sus publicaciones.

Advertisement

Advertisement

[Get Leashed Magazine vía Mashable]