Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Por qué el ketchup siempre parece salpicar cuando la botella se está agotando, según la ciencia

El estudio definitivo sobre las temibles salpicaduras de Ketchup cuando llegas al final del bote

We may earn a commission from links on this page.
La razón por la que el ketchup salpica cuando llegas al final del bote
Esa cara del tomate es la misma que ponemos muchas veces cuando llega el final
Imagen: PXHere (Other)

Es posible que estés pensando que no hacía falta un estudio científico para esto, pero no es lo que pensaron científicos de la Universidad de Oxford, quienes acaban de presentar el trabajo bajo el título de: Dinámica del desplazamiento comprimible en un tubo capilar. Sí, va del bote de Ketchup y salpicaduras.

Tal y como detallan, hicieron uso de una serie de modelos matemáticos y experimentos, llegando a una conclusión que quizás ya conocías: que apretar la botella lenta y suavemente reduce significativamente las posibilidades de que las salpicaduras de salsa arruinen su tapa favorita.

Al parecer, esta extraña física que se produce cuando queda poca salsa en el bote se debe a un complicado sistema de dinámica de fluidos, aunque en última instancia se reduce a cómo la resistencia y la fuerza afectan la forma en que la salsa sale de la botella. Y sí, como a lo mejor ya habías deducido, el aire tiene mucho que ver, ya que cuando aprietas una botella de plástico de Ketchup u otra salsa similar, el aire en la parte superior de la botella se comprime como un resorte, expulsando el líquido que hay delante. Mientras esto ocurre, “la fuerza hacia abajo es resistida por el arrastre de la salsa de tomate contra las paredes de la botella”, explican. 

Advertisement

Mientras el bote está lleno no hay problemas porque existe un equilibrio de “fuerzas”. Sin embargo, todo cambia hacia el final de la “vida” de la salsa, momento en que dicho equilibrio se ve interrumpido por la disminución de la resistencia de la salsa. Con menos arrastre, el aire de la botella puede liberar todo su potencial como un resorte reprimido, lo que hace que la última gota de salsa sea expulsada en un estallido repentino. Según el estudio:

Necesitas comprimir el aire para generar la fuerza impulsora para mover el líquido. A medida que sale el líquido, la resistencia de la viscosidad disminuye porque hay cada vez menos líquido para empujar. Al mismo tiempo, la salida de líquido deja más espacio para que el aire se expanda en el tubo, lo que disminuye la fuerza motriz con el tiempo.

Advertisement

Como recalca el profesor Chris MacMinn, autor del estudio del Departamento de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad de Oxford:

Nuestro análisis revela que las salpicaduras de una botella de ketchup pueden reducirse al más mínimo margen: apretar incluso un poco más fuerte producirá una salpicadura en lugar de un flujo constante de líquido.

Advertisement

¿Solución? Los científicos explican que, además de apretar suavemente, lo ideal sería que los fabricantes hicieran tapas de botellas con boquillas más anchas para reducir las probabilidades de salpicaduras, ya que encontraron que las válvulas gomosas que “son comunes en las tapas de las botellas de salsa en la actualidad también son una fuente importante del problema”. [IFLScience]