Image: WC

Conocido como Status 6, Vladimir Putin dio pistas en su discurso sobre el Estado de la Naci√≥n acerca de un dron aut√≥nomo submarino, un torpedo nuclear de alta velocidad que nada tiene que ver con los misiles bal√≠sticos ‚Äúconvencionales‚ÄĚ. De apretar el bot√≥n rojo, el poder de Status 6 ser√≠a devastador.

El arma, denominada por el Pent√°gono como Kanyon, es todo un secreto a voces. Seg√ļn los documentos en poder de Estados Unidos, se trata de un dispositivo con una autonom√≠a de casi 10.000 kil√≥metros que puede navegar a una profundidad m√°xima de 1.000 metros y a una velocidad de 56 nudos (103 km/h). Status 6 puede lanzarse desde diferentes tipos de submarinos como la clase Oscar o la clase Sarov.

Advertisement

El dron, con forma de torpedo enorme, tiene una carga de hasta 100 megatones (la bomba de Hiroshima ten√≠a solo 16 kilotones) y supone una seria amenaza para ciudades costeras. Adem√°s, la cabeza nuclear basada en Cobalto-60 supone un nuevo y terror√≠fico escenario de llegar a lanzarse alg√ļn d√≠a pero, ¬Ņqu√© lo diferencia de otro tipo de armas nucleares?

Image: State 6 (Wikimedia)

Si bien cada vez que se divide un √°tomo existe el riesgo de radiactividad, las armas nucleares suelen usar detonaciones nucleares para crear calor y presi√≥n, y la radiactividad persistente es un efecto secundario peligroso. Sin embargo, Status 6 usa desechos radiactivos para disuadir, asustar y potencialmente castigar a los enemigos en las pr√≥ximas d√©cadas. Seg√ļn explica a BusinessInsider el experto Stephen Schwartz, autor de Atomic Audit: The Costs and Consequences of US Nuclear Weapons:

Las armas nucleares solo generan cantidades significativas de lluvia radioactiva cuando son detonadas a, cerca o debajo del nivel del suelo. Este tipo de explosiones nucleares absorben tierra o agua, la contaminan con escombros de la bomba y luego la arrojan a la atmósfera. 

Advertisement

Las armas nucleares de Estados Unidos, dise√Īadas principalmente para destruir otras armas nucleares en un intercambio nuclear mutuo, detonan en el aire para crear la m√°xima cantidad de presi√≥n sobre los objetivos en el terreno. La cantidad de presi√≥n creada por un misil bal√≠stico como el Minuteman III aplastar√≠a gran parte de una ciudad, pero su prop√≥sito estrat√©gico radica en contrarrestar el peligro de otros misiles bal√≠sticos enemigos. Para Schwartz:¬†

Donde la bola de fuego no toca la superficie de la tierra, como puede ser el caso con las armas nucleares de explosi√≥n de aire, la √ļnica consecuencia son los restos de la bomba en s√≠ y cualquier part√≠cula de polvo en el aire que entre en contacto con ella.

Image: Minuteman III (Wikimedia Commons)

Advertisement

Sin embargo, el experto dice que el escenario cambia completamente con State 6 y su cabeza nuclear basada en Cobalto-60. ‚ÄúCuando un arma termonuclear est√° rodeada con metal de cobalto, los neutrones r√°pidos que escapan de la explosi√≥n lo transmutar√°n instant√°neamente en cobalto-60 radioactivo, que vaporizar√≠a, condensar√≠a , y luego volver√≠a a la tierra a decenas, cientos o miles de kil√≥metros del sitio de la explosi√≥n‚ÄĚ.

En otras palabras, State 6 podr√≠a hacer que miles de kil√≥metros en el planeta fueran inhabitables durante la mayor parte de un siglo. Seg√ļn Schwartz, el resultado ser√≠a una cobertura de difusi√≥n del cobalto radioactivo indiscriminado en todo el planeta, ‚Äúuna bomba de cobalto detonada en Washington podr√≠a contaminar el suelo canadiense o mexicano‚ÄĚ, comenta.

El experto estima que el cobalto demorar√≠a 53 a√Īos en volver a niveles no peligrosos, y que otros elementos radiactivos podr√≠an persistir por mucho m√°s tiempo. ‚ÄúCualquier √°rea contaminada se volver√≠a pr√°cticamente inhabitable por ese per√≠odo de tiempo y las personas en refugios no estar√≠an seguras si regresaran a la superficie por un largo per√≠odo de tiempo‚ÄĚ, finaliza Schwartz. [BusinessInsider]