Image: Rafaela Ferraz

Lo primero que salta a la vista cuando alguien visita la sala anatómica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Lisboa es algo desconcertante: una solitaria cabeza humana amarillenta conservada perfectamente en un tarro. Cuanto más sabes sobre la historia, más insólito resulta todo.

Se trata de la cabeza de Diogo Alves, para m√°s se√Īas, el que muchos dicen que es el primer asesino en serie de Portugal y el √ļltimo hombre ahorcado, aunque realidad y ficci√≥n se mezclan en esta historia.

Advertisement

Image: Rafael Ferraz

Cuentan que Diogo Alves naci√≥ en Galicia en 1810 y viaj√≥ a Lisboa al poco tiempo para servir en las casas de los m√°s adinerados de la capital portuguesa. Esta migraci√≥n hacia el sur era com√ļn para muchos gallegos que buscaban trabajo, sin embargo, Alves se dio cuenta muy pronto de que una vida criminal ser√≠a mucho m√°s rentable.

Image: Ilustración de Diogo Alves (Wikimedia Commons)

Advertisement

De 1836 a 1840, el hombre transfiri√≥ su lugar de trabajo al Aqueduto das √Āguas Livres. Con casi un kil√≥metro de longitud, el acueducto se extend√≠a por el valle de Alc√Ęntara, lo que permit√≠a que tanto el agua como los habitantes de los suburbios llegaran a la ciudad por el paisaje rural. All√≠, Alves llev√≥ a la muerte a todos los agricultores despoj√°ndoles del poco dinero que ten√≠an.

Seg√ļn los libros de historia, el hombre repiti√≥ esta secuencia 70 veces en los tres a√Īos que estuvo activo en la zona. Posteriormente, el asesino se fij√≥ en otros objetivos, form√≥ una banda y comenz√≥ a atacar residencias privadas. Finalmente, despu√©s de irrumpir en la casa de un m√©dico y asesinar a la gente que estaba dentro, las autoridades lo atraparon y lo sentenciaron a la horca en febrero de 1841.

Image: Una ilustraci√≥n siglo XIX t√≠pica sobre frenolog√≠a: En la d√©cada de 1820 los fren√≥logos afirmaban que pod√≠an medir las ‚Äúprotuberancias‚ÄĚ del cr√°neo de los individuos para predecir los rasgos de su personalidad (WC)

Advertisement

Aqu√≠ es donde los hechos de la historia de Alves a menudo se confunden. No fue el √ļltimo hombre en ser ejecutado y nadie cree que fuera el primer asesino en serie, en cualquier caso, fue ejecutado en 1841. Mientras que hoy se reconoce a la frenolog√≠a, la disciplina desarrollada por el m√©dico alem√°n Franz Joseph Gall en el siglo XVIII, como una pseudociencia, en aquel entonces sus premisas eran simples y sus conclusiones absolutamente revolucionarias: el cerebro albergaba todos los aspectos de la personalidad de un individuo en √°reas f√≠sicamente distintas, y la forma del cr√°neo reflejaba esta organizaci√≥n interna.

Los rasgos de personalidad, incluida la propensi√≥n criminal, se pod√≠an sentir, palpar y medir directamente en el cr√°neo del individuo (seg√ļn Gall). As√≠ fue como un cad√°ver ‚Äúnotoriamente malvado‚ÄĚ como el de Alves llam√≥ la atenci√≥n de fren√≥logos en Portugal, quienes pidieron que su cabeza fuera cortada y preservada para la posteridad (dec√≠an que la fuente de sus impulsos criminales podr√≠a estudiarse en profundidad en el futuro).

Dicho esto y por si alguno siente curiosidad, la parte de la universidad donde actualmente continua la cabeza de Alves solo est√° abierta para estudiantes y generalmente no es accesible para el p√ļblico. [Reddit, AtlasObscura]