Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Por qué la ciudad de Nueva York ha decidido desactivar todos los radares de velocidad

35.7K
4
Save

A las 5:30 p.m. del miércoles, los radares de control de velocidad de Nueva York dejaron de multar. La ciudad ya no está autorizada a entregar multas de $50 a los automovilistas cazados por las cámaras. Para los conductores que pensaban que los radares eran una violación flagrante del debido proceso, son buenas noticias. Para aquellos que afirmaban que las cámaras ayudaban a reducir los accidentes y las muertes en las carreteras, como la propia ciudad de Nueva York, no tanto. Pero la razón por la cual han sido desactivados en realidad no tiene nada que ver con los radares.

Así es como sucedió. Hasta esta semana, los radares de velocidad operaban en 140 zonas escolares de los cinco condados (problemas de constitucionalidad aparte, creo que si los va a colocar en algún sitio, las zonas escolares son el mejor lugar posible). Los radares de 20 de esas zonas escolares seguirán emitiendo multas hasta agosto bajo una ley diferente, pero los otros 120 no lo harán.

Advertisement

Los radares de velocidad (y las cámaras de luz roja) tienen bastantes críticas de quienes argumentan que hacen que un automovilista sea automáticamente culpable sin una prueba o audiencia. Cuando un policía te multa, argumentan, al menos puedes cuestionar a ese policía ante el tribunal, lo cual es un derecho de todos los ciudadanos estadounidense. Por otro lado, los radares de velocidad en otros lugares del país han sido señalados por su afán recaudatorio.

Pero, créanlo o no, en Nueva York los radares de velocidad no son controvertidos. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, republicanos y demócratas de la legislatura estatal, el concejo municipal de Nueva York y el 88% de los neoyorquinos apoyan el uso de radares de velocidad en la ciudad. Los problemas de tráfico que ocurren en la ciudad a menudo son radicalmente diferentes a los del resto del país.

La ciudad argumenta que los radares demostraron reducir la velocidad, los accidentes y las lesiones en aquellos sitios donde están instalados. Aquí hay algunos datos:

Advertisement

Además, los radares solo emitían multas en días de colegio y durante el horario escolar o de actividades escolares, lo que los expertos en seguridad dicen que es realmente malo, ya que la mayoría de los accidentes ocurren fuera de ese horario.

Pero digamos que las restricciones de tiempo fueron un esfuerzo de buena fe para mostrarle a un público dubitativo que los radares realmente eran para proteger a los niños y no para recaudar dinero. (Según la ciudad, los radares de velocidad generaron $53,2 millones en ingresos netos entre 2014 y 2016, o alrededor de $17 millones al año, lo cual, para una ciudad con un presupuesto anual de casi $90.000 millones, no es mucho).

Advertisement

Si había alguna objeción acerca de los radares de velocidad es que operaban en secreto: el gobierno se negaba a revelar sus ubicaciones, lo que había provocado una investigación en la estación de radio pública WNYC. Los defensores argumentan que cuando se utilizan de forma transparente y adecuada, los radares de velocidad pueden ser una herramienta de seguridad, especialmente en zonas urbanas donde la diferencia entre 50 y 30 km/h puede salvar vidas.

Puedes ver ambos lados de la polémica aquí. Pero la razón por la que los radares de velocidad han sido desactivados es increíblemente estúpida. Como informa el New York Daily News, el senador demócrata Simcha Felder, que representa partes de Brooklyn y Queens, no permitió que un proyecto de ley que autorizaba los radares fuera aprobado por el Comité de Ciudades sin una legislación que colocara un guardia armado en cada escuela de Nueva York.

Advertisement

Felder es solo uno de 63 senadores, ¿verdad? Y los radares de velocidad tienen apoyos desde ambos partidos, ¿verdad? Lo tienen, pero los republicanos del Senado estatal han permitido a Felder detener la reautorización de los radares, posiblemente porque decide la lista electoral, dándoles la más mínima de las mayorías en el Senado y un enorme poder en Albany. Sin Felder, los demócratas controlarían el Senado. Con Felder, los republicanos sí.

Es una manera extraña de matar los radares de velocidad, especialmente por cómo se utilizaban en la ciudad de Nueva York: en las zonas escolares, y con pruebas de que mejoraban la seguridad.

Share This Story