El Wall Street Journal lo adelantó ayer y ahora Microsoft lo acaba de confirmar: ha comprado la app de productividad Wunderlist. La compra es la siguiente en la lista tras otras grandes adquisiciones: Accompli, para gestionar correo, y Sunrise, para gestionar calendarios. Y aunque estas dos últimas tienen su innegable valor, la de Wunderlist puede ser especial por varios motivos.

Uno de ellos es la virtud en la simplicidad. La imagen de arriba muestra la primera versión de Wunderlist, allá por 2011 y disponible para escritorio, junto a la última, Wunderlist 3, corriendo en un iPad. Pueden verse algunos cambios a nivel de diseño, como el abandono de las interfaces skeumórficas que llegó con iOS 7, pero en general es más o menos idéntico.

Advertisement

Reducido a su esencia Wunderlist es eso, simplicidad pura. Listas y tareas, poco más. De entre todas las aplicaciones de productividad y gestión de tareas que Microsoft pudo haber comprado (no hay pocas, precisamente), Wunderlist destaca por ir directamente al grano. En una compañía capaz de enredar hasta lo más simple, como Microsoft, tiene un valor incalculable. Y para el usuario medio, ese al que Microsoft sabe tratar mejor que nadie, el que sólo quiere una buena aplicación de tareas integrada en su Windows, todavía más.

Por otro lado, Wunderlist es multiplataforma, en el sentido auténtico de la palabra. Está disponible para Windows 7, Windows 8 (Modern UI), Mac, Android, iPhone, iPad, Windows Phone, la App Store de Amazon y los Chromebooks. Eso son 10 plataformas distintas. Tiene también extensiones para Safari, para Chrome y para Firefox.

Así que partiendo de Windows como base, donde imagino que Microsoft le dará mayor protagonismo, tanto propios como extraños van a poder usar Wunderlist virtualmente en cualquier sistema operativo o dispositivo.

Advertisement

Y por último, cierra el círculo. Microsoft ya tiene un buen gestor de correo (Accompli, ahora llamado Outlook), un buen gesto de calendario (Sunrise, de momento sin cambios) y con esto un gestor de tareas. La jugada final, el toque maestro, se producirá cuando consiga que todas ellas consigan trabajar armoniosamente entre sí junto al resto de aplicaciones propias (Office, Skype). Si Microsoft consigue mantenerse fiel a esa simplicidad, (y eso es un gran “si”, pero es necesario) Wunderlist está a punto de pasar de ser algo bueno a ser mucho mejor. Veremos.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)