Por qué las peleas de Dragon Ball Super se ven tan diferente en Estados Unidos y otros países

Gif: Toei Animation.

Las versiones japonesas originales de las escenas de lucha de Dragon Ball Super son rápidas e implacables. Sin embargo, en Toonami, para transmitir en territorio americano, las peleas han sido editadas reduciendo su velocidad al eliminar muchos fotogramas.

Advertisement

Advertencia: este artículo contiene imágenes que pueden ser perjudiciales para las personas con sensibilidad al movimiento o propensas a las convulsiones.


Dragon Ball Super comenzó a transmitirse en Adult Swim desde 2017, principalmente en Estados Unidos. Actualmente se transmite en el segmento de programación llamado Toonami.

Advertisement

Como lo señala la web Toonami Faithful, el usuario de Twitter Terez27 comparó las versiones japonesas con la transmisión de Toonami:

Aquí hay una breve demostración de los continuos problemas de velocidad de fotogramas en la transmisión de Toonami y el streaming de Adult Swim. Esta es la única forma legal de ver la serie doblada hasta que este episodio (113) salga para la compra digital. Actualmente las temporadas digitales están disponibles solo hasta el episodio 104.

Advertisement

Como comentan en My Game News Flash, aquí hay otra comparación:

Primer tweet: Así es la edición de sensibilidad de movimiento de Toonami.

Segundo tweet: Y así la escena original sin editar.

Es interesante ver cómo la edición de sensibilidad al movimiento de Toonami se compara con la de Fuji TV, de la emisión original en Japón.

Advertisement

Primer tweet: Edición de sensibilidad al movimiento de Fuji TV.

Segundo tweet: Edición de sensibilidad al movimiento de Toonami.

Jason DeMarco, parte de Toonami explicó la diferencia en Twitter y la razón por la cual las escenas fueron editadas para su transmisión.

Advertisement

Para los fanáticos de Toonami y Dragon Ball Super, aquí tienen una explicación acerca de la reducción de velocidad de las escenas de acción de la semana pasada. Aquí va:

¿Recuerdas el episodio de los flashes y luces intermitentes de Pokémon que provocó un gran número de ataques epilépticos en los espectadores? Desde entonces, los canales de televisión tienen algo llamado “Prueba de Harding”.

Advertisement

Todos los programas, anuncios, etcétera son analizados con esta prueba para asegurarse de que no tengan cuadros o imágenes parpadeantes que puedan provocar la epilepsia.

Los últimos episodios de Dragon Ball Super han tenido escenas de lucha que han sido recortados (aproximadamente un fotograma) para editar algunos puntos que, evidentemente, no superan la prueba de Harding.

Nuestro equipo de edición de programas, que realiza estas pruebas, normalmente reduce los cortes en estas escenas a aproximadamente cuatro cuadros por segundo. En el caso de estos episodios de DBS, la edición hizo que las escenas de pelea se vieran increíblemente lentas.

La edición del programa hace esto de manera rutinaria, por lo que ni siquiera pensaron en notificarnos.

Advertisement

Primer tweet: Pero...

Segundo tweet: Estos episodios son transmitidos enteros e intactos en Japón.

Japón y Estados Unidos tienen estándares para emisiones totalmente diferentes. No existe una coalición mundial de televisión.

Advertisement

Gracias a los fans que me lo hicieron saber, le preguntamos a los editores del programa si había alguna forma de que pudieran reducir menos estas escenas. Entonces, de ahora en adelante, disminuirán su velocidad (si fallan la prueba) a dos cuadros por segundo, en lugar de uno.

Lo hemos probado y se ve mucho mejor.

De todos modos, eso es lo mejor que podemos hacer porque, obviamente, no queremos que las personas tengan episodios epilépticos. Gracias a todos los que nos hicieron saber lo que estaba pasando, y esperamos que hayamos mejorado para el futuro. ¡Disfruten de Dragon Ball Super!

Advertisement

DeMarco se refiere al incidente de “Pokémon Shock” en Japón que provocó que 685 niños fueran llevados al hospital cuando el episodio de “Electric Soldier Porygon” salió al aire el 16 de diciembre de 1997.

Share This Story