Foto: China Photos (Getty Images)

¿Estás pensando en deshacerte de un plato viejo o de alguna bombilla usada? Lamentablemente, tengo que decirte que los productos de vidrio que no son frascos o botellas no son tan fáciles de reciclar. De hecho, la mayoría de las veces, es mejor tirarlos a la basura normal que al contenedor de vidrio, donde puede contaminar otros materiales reciclables.

¿Qué es lo que hace que sean tan difíciles de reciclar? Según Tori Carle, supervisor en reducción de desechos en la planta de Greensboro, Carolina del Norte, esto ocurre porque esos productos a menudo están hechos de otro tipo de vidrio que se funde a diferentes temperaturas. Los utensilios de cocina de vidrio, por ejemplo, a menudo están hechos de un tipo concreto de vidrio que está construido para soportar altas temperaturas. Esto complica las cosas cuando tratan de derretir esos productos de cristal en las instalaciones de reciclaje, porque cuando se forma una nueva botella a partir de diferentes tipos de vidrio, puede romperse facilmente al enfriarse, dijo.

Advertisement

Otros productos, como los paneles de las ventanas, también están recubiertos con sustancias que sirven para hacerlos más duraderos, lo que complica aún más la tarea de reciclarlos (mezclar productos químicos con materiales reciclables no suele ser una buena idea).

Existen un par de excepciones, que dependerán del tipo de vidrio. Aquí van unas cuántas reglas para saber si tienes que tirar o reciclar tus objetos de cristal.

Los utensilios de cocina de cristal pueden contaminar los materiales reciclables

¿Tienes algún recipiente de horno de vidrio por casa? Si planeas deshacerse de el, es mejor que lo tires a la basura. Como están hechos con un vidrio especial resistente al calor, pueden contaminar otros materiales reciclables si lo arrojas al contenedor. En su lugar, trata de reutilizarlo para otras cosas, como usarlo de macetero, y si no, tíralo a la basura normal.

Advertisement

Las bombillas viejas deben ser llevadas a lugares especiales

Aunque las bombillas normalmente se pueden reciclar, a menudo no basta con echarlas al contenedor de vidrio, ya que muchas bombillas contienen sustancias químicas peligrosas, dijo Carle. Por lo general, se pueden dejar en algún ‘punto limpio’ o en algunas ferreterías.

Advertisement

Si tienes una bombilla de luz fluorescente compacta (o CFL), que contiene una pequeña cantidad de mercurio, lo mejor es llevarla a un punto limpio o a una ferretería.

Si tienes una bombilla incandescente, halógena o LED (que generalmente no contienen productos químicos peligrosos), puedes llevarlas también a los sitios que hemos mencionado antes. También puedes meterlas en una bolsa sellada de plástico y tirarlas a la basura normal, lo importante es que no acaben en el contenedor de vidrio.

Advertisement

Si se te rompe una bombilla, es especialmente importante meterla en una bolsa de plástico sellada y tirarla a la basura en lugar de intentar reciclarla: cuando está en fragmentos suele tener poco valor de reciclaje (y si lo metes en una bolsa sellada es menos probable que salga un cristal y pueda cortar a alguien en el proceso).

Si la bombilla que se te ha roto es de tipo CFL, ten más cuidado, porque puede desprender sustancias químicas. Por eso, consulta la página web de la EPA para saber cómo tienes que actuar correctamente para deshacerte de ella, como por ejemplo, recogiendo los fragmentos con cartón para no entrar en contacto directo con ellos. Luego, deberás sellarlo todo en algún recipiente hermético (y desafortunadamente, sí, tendrás que tirarlo a la basura y acabará en un vertedero).

Advertisement

Foto: Sean Gallup (Getty Images)

No puedes reciclar las cosas de cerámica

Según Carle, las cosas de cerámica están hechas de varios materiales (como la arcilla) además del vidrio, lo que puede hacer que se contaminen los materiales si la cerámica y el vidrio se funden entre sí. La cerámica también está pensada para resistir el calor, por lo que fundirla con otros materiales reciclables es una mala idea. Lo mejor que puedes hacer es tirarla al contenedor normal.

Advertisement

Los paneles de vidrio de las ventanas son difíciles de reciclar

Los paneles de vidrio de las ventanas, por lo general, son los elementos más complicados de reciclar debido a los productos químicos que les añaden para plastificarlos, tintarlos o atemperarlos. A menudo, también están adheridos a marcos de metal o madera, lo que añade la complicación de desmontarlos en los puntos de reciclaje.

Advertisement

Los espejos tampoco suelen poder reciclarse de forma normal, debido a su recubrimiento reflectante. Sin embargo, es posible que los puedas llevar a un punto limpio para que se hagan cargo de ellos.

Tira los vasos a la basura.

¿Pensando en deshacerte de unas copas viejas de vino? Lo mejor es que las tires al cubo de basura en vez de al cubo de reciclaje. La mayoría de los vasos están tratados con productos químicos, por lo que pueden soportar altas y bajas temperaturas, y ya sabes lo que eso significa.

Advertisement


Para estar al tanto de más noticias, síguenos en Twitter @GizmodoES