Si lo √ļnico que sabes que es que la Tierra est√° girando hacia el este a 1.180 km/h, lo normal es pensar que si tomas un avi√≥n cuya ruta vaya hacia el oeste, deber√≠as llegar m√°s r√°pido a tu destino, ya que el planeta est√° literalmente girando hacia nosotros, ¬Ņno es as√≠?. Ocurre que las cosas nunca son tan f√°ciles.

En realidad y para que destierres esa ‚Äúloca‚ÄĚ idea de la cabeza, la respuesta corta es no. ¬ŅPor qu√©? Porque ese supuesto avi√≥n que tomas hacia el oeste tambi√©n se ve afectado por el giro de la Tierra, lo que significa que est√° girando lejos de tu destino mientras el mismo destino gira hacia nosotros. Parece un rompecabezas, pero no lo es tanto, tal y como lo explicaban los chicos de MinutePhysics en su v√≠deo.

Advertisement

Mientras que la Tierra est√° girando m√°s o menos a esos 1.180 km/h hacia el este, el suelo y todo lo que hay en √©l viajan a√ļn m√°s r√°pido, a unos 1.670 km/h. Esto incluye que el aire sobre el suelo viaje a esta velocidad en direcci√≥n este. Por tanto, para que un avi√≥n llegue a alg√ļn lugar, tiene que moverse en relaci√≥n con el suelo.

Es m√°s, curiosamente, y gracias a efectos como el Jet Stream (corrientes de chorro) y las rutas de los aviones, cruzar el Atl√°ntico de oeste a este puede resultar m√°s r√°pido. [Minutephysics]