Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si llegas a 2068 podrías ver el impacto del asteroide Apophis contra la Tierra

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: NASA / JPL-Caltech

Se sabe que solo un pequeño puñado de objetos representan una seria amenaza para la Tierra, y el gigantesco asteroide Apophis es uno de ellos. Los científicos están reevaluando su potencial de chocar contra nuestro planeta en 48 años gracias a las nuevas observaciones del problemático asteroide.

Advertisement

Las observaciones realizadas a principios de este año desde el Telescopio Subaru en Hawái han arrojado luz sobre cómo el efecto Yarkovsky está influyendo en la trayectoria orbital del asteroide 99942 Apophis. Este efecto es como un sistema de propulsión incorporado para los asteroides, en el que pequeñas cantidades de radiación que se filtran en el objeto pueden alterar su impulso en el espacio, haciendo que se desvíe ligeramente de la ruta que de otro modo hubiera elegido la gravedad.

“Si no tienes en cuenta la deriva de Yarkovsky, Apophis sigue siendo un objeto amenazante, pero no en 2068”, explicó Dave Tholen, investigador del Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái y coautor del estudio. “Teniendo en cuenta a Yarkovsky, el escenario de impacto en 2068 está en juego. Es pequeño, pero distinto de cero”.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: UH / IA

Tholen, junto con Davide Farnocchia del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, analizó los nuevos números y descubrió que la aceleración de Yarkovsky mantiene la amenaza de Apophis dentro de la ventana de 2068. Sus hallazgos se presentan en una nueva investigación debatida en la reunión virtual de 2020 de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Estadounidense.

Advertisement

Apophis posee el título de la tercera amenaza más alta en la tabla de riesgo Centinela de la NASA. La estimación en la Escala de peligro de impacto técnico de Palermo sugiere que hay una posibilidad entre 150.000 de que Apophis golpee la Tierra el 12 de abril de 2068 (apunta la fecha en tu calendario). O, si lo prefieres en porcentajes, hay una probabilidad del 0,00067% de impacto con la Tierra. Tholen dijo que las posibilidades son más bien 1 entre 530.000, una cifra utilizada por el servicio de monitoreo de impacto NEODyS que incluye una tasa de deriva nominal de Yarkovsky. Pero Tholen dijo que tendremos que “tener cuidado con este cálculo”, ya que hay otras variables a considerar. De hecho, deberíamos esperar que las probabilidades cambien con el tiempo a medida que los astrónomos manejen mejor el itinerario de este asteroide.

Una colisión con la Tierra, por improbable que parezca, sería muy mala. Apophis, repleto de níquel y hierro, mide más de 300 metros de ancho, o más de tres campos de fútbol. Un impacto con la superficie liberaría el equivalente a 1151 megatones de TNT. Un evento tan calamitoso ocurre en la Tierra una vez cada 80.000 años.

Advertisement

Por lo tanto, es comprensible que los científicos estén vigilando de cerca a Apophis para mejorar sus estimaciones. Cuando se descubrió el asteroide en 2004, los astrónomos inicialmente le asignaron una horrible probabilidad del 2,7% de impacto con la Tierra para 2029. Desde entonces, los astrónomos han descartado esta posibilidad, junto con un posible impacto en 2036. En cuanto a la fecha de 2068, no se puede descartar, al menos no todavía, por como el efecto Yarkovsky influye en Apophis.

Los asteroides, que están expuestos a los rayos del sol, absorben mucha energía. Sin embargo, con el tiempo, este exceso de calor se redirige al espacio, pero no de forma perfectamente uniforme a través del cuerpo del asteroide. Esto resulta en una aceleración adicional, que puede cambiar la trayectoria del objeto.

Advertisement

“La luz irradiada por un cuerpo le da a ese cuerpo un pequeño empujón. El lado más cálido de un asteroide empuja un poco más fuerte que el lado más frío porque el lado más cálido emite más luz (en longitudes de onda infrarrojas invisibles), por lo que hay una fuerza neta no gravitacional que actúa sobre el cuerpo”, explicó Tholen, co-descubridor de Apophis. “Es una fuerza tan pequeña que no se nota en objetos más grandes, pero cuanto más pequeño sea el objeto, más fácil es detectar el efecto”.

Tholen y sus colegas han estado rastreando la posición de Apophis durante los últimos 16 años, y ahora han notado una ligera desviación de una trayectoria orbital limitada exclusivamente por la gravedad.

Advertisement

“Las observaciones realizadas con Subaru en enero y marzo de este año fueron fundamentales para el éxito de este esfuerzo, ya que nos permitieron medir la posición del asteroide con una precisión de aproximadamente el doble del tamaño del propio asteroide”, dijo. “Apophis tiene aproximadamente 300 metros de diámetro, y medimos la posición a unos 700 metros, a pesar de que estábamos a unos 70 millones de kilómetros del objeto”.

Los cálculos de su equipo muestran que el semi-eje mayor (la mitad de la longitud más larga de una órbita elíptica) de la órbita de Apophis se está reduciendo actualmente a una velocidad de alrededor de 170 metros cada año como resultado del efecto Yarkovsky y no debido a la gravedad. Cuando Apophis pase junto a la Tierra en 2029, su semieje mayor aumentará significativamente debido a la gravedad de nuestro planeta, dijo.

Advertisement

Más observaciones deberían mejorar las estimaciones, incluida una mejor caracterización de como el efecto Yarkovsky está influyendo en la tasa de deriva de Apophis. Es bastante seguro decir que los astrónomos sabrán si un impacto es inevitable mucho antes de 2068.

En caso de que te lo preguntes, los dos objetos cercanos a la Tierra con mayores calificaciones de riesgo en la Escala de peligro de impacto técnico de Palermo son el asteroide 29075 (1950 DA) y el asteroide Bennu 9075. (1950 DA) con una probabilidad de 1 entre 8300 (0,012%) de golpear la Tierra en 2880, y Bennu, que actualmente está siendo investigado por la nave espacial OSIRIS-REx de la NASA, tiene una probabilidad de 1 entre 2700 (0,037%) de un impacto terrestre entre los años 2175 y 2199. Hay objetos con mayor probabilidad de impactarnos, pero la escala de Palermo toma en cuenta otros factores, como el potencial de un asteroide de causar daños catastróficos.

Share This Story

Get our newsletter