Parece que Flash est√° por fin, despu√©s de varios a√Īos de idas y venidas, herido de muerte. Los problemas de seguridad se amontonan, consume demasiados recursos y, sobre todo, ya hay alternativas mejores. ¬ŅEl problema? La √ļnica manera de librarse complemente de cualquier riesgo es elimin√°ndolo.

Advertisement

Como explica Graham Cluley, el pobre de Flash ha venido arrastrando todos estos a√Īos vulnerabilidades zero-day, exploits y parches insuficientes. Aunque las extensiones o aplicaciones que lo bloquean por defecto y s√≥lo lo activan a petici√≥n del usuario son √ļtiles, la realidad es que son insuficientes.

Flash ha acabado siendo un caj√≥n de sastre de proporciones tan may√ļsculas que tenerlo desactivado en el navegador no supone realmente ninguna ventaja en t√©rminos absolutos. Puede encontrarse tambi√©n en Office o en archivos PDF y Adobe Reader, por poner algunos ejemplos.

Como siempre, es un balance delicado, en entornos corporativos o donde la seguridad sea un imperativo, Flash hace tiempo que debería haberse evaporado por completo. Para uso personal, y para aquellas webs que todavía hacen uso del mismo (Twitch y Spotify Web Player son los dos mejores ejemplos que me vienen a la cabeza) la opción de bloquearlo por defecto y permitirlo sólo mediante excepciones puede seguir siendo una solución temporal siempre y cuando, obviamente, se conozcan los riesgos. [vía Graham Cluley, Fortinet]

Advertisement

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)